fbpx

El día Mundial de la Salud Mental es una fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se celebra cada año desde el 2013 buscando crear mayor consciencia sobre este tema. Somos seres sociales y es por eso por lo que el distanciamiento, el aislamiento y demás medidas han provocado un impacto negativo en la salud mental de mucha gente.

El miedo, la preocupación y el estrés son respuestas normales que generamos al enfrentarnos a problemas o situaciones que pueden estar fuera de nuestro control. Un caso reciente y que sigue latente es la pandemia ya que mucha gente tiene un gran temor a ser contagiado debido a las consecuencias que esto puede tener.

Nada es tan difícil que no pueda conseguir la fortaleza”. 

Julio César

Altibajos emocionales

Cuando nos sentimos bien, se liberan sustancias (dopamina, serotonina, oxitocina y/o endorfinas) que nos hacen sentir sensaciones placenteras como la felicidad. Estas no siempre se liberan, sino hasta cuando encontramos una necesidad de supervivencia como: contar con alimentos, seguridad y apoyo social. Reaccionamos por impulso y el cerebro regresa a su estado natural, estos son los famosos “altibajos emocionales”. El cerebro busca constantemente volver a sentir esa sensación placentera y buscamos realizar alguna acción que recuerde la brindó con anterioridad, como, por ejemplo: comer algún alimento rico, hacer ejercicio, comprar algo nuevo o salir con algún amigo.

Lamentablemente nada de esto brinda una felicidad permanente, simplemente es algo pasajero. Buscar constantemente de manera desesperada estas sensaciones, puede ocasionar lo contrario, la infelicidad.

Construir nuevos hábitos de vida

¿Por qué cuesta tanto trabajo construir nuevos hábitos? Porque no nos atrevemos a salir de un lugar seguro, un camino que ya conocemos y hemos recorrido miles de veces, sin importar que tan malo sea.

Emprender un nuevo camino genera una sensación de miedo, peligro y cansancio, señales que nos hacen sentir incomodos y nos impiden avanzar, aunque sepamos que ese camino es el correcto para mejorar en muchos aspectos, principalmente, la salud.

Coraje y determinación

Es lo que se requiere para empezar con ese camino. Cuando empezamos a pensar en los problemas, a veces no sabemos cómo detener las sensaciones negativas que se empiezan a sentir, y generalmente se busca hacer algo para calmarnos y dejar de pensar en todo esto. ¿Cuántas veces no te ha pasado que calmas esas sensaciones de ansiedad y peligro comiendo algún dulce?.

El dulce es la solución temporal a tus problemas, parece algo bueno, pero en realidad no lo es, ya que inmediatamente lo relacionas con lo que debes hacer cada que tienes esta sensación.

Pero, ¿sabes lo que pasa realmente? Los picos de azúcar (provocados por el dulce) alimentan más esa ansiedad, generando más situaciones de peligro, lo que nos lleva a seguir comiendo el dulce y encerrarnos en un circulo vicioso que sólo nos llevará a desarrollar más problemas a futuro. Parece que ya no es una buena idea al final de cuentas ¿No?.

¿Cómo salir de ese circulo vicioso?

Un círculo vicioso puede detenerse en un instante, pero para esto necesitas crear nuevos hábitos. En lugar de comerte el dulce, ve a hacer ejercicio.

¿Es fácil? No tanto. Al inicio es complicado porque volvemos al tema de salir de la zona de confort, pero, aunque al inicio sea algo complicado, tarde o temprano se hace parte de tu vida diaria.

¿Por qué cuando empezamos a hacer cambios muchas veces fracasamos?

Porque buscamos la perfección en muy poco tiempo, buscamos cambiar de golpe años de malos hábitos lo cual es prácticamente imposible y al fallar nos genera una sensación de fracaso y muchas veces regresamos a lo mismo.

Lo primero que debes de trabajar antes de mejorar tu alimentación y empezar a hacer ejercicio, es la fortaleza mental. Sin fortaleza y salud mental ten por seguro que lo demás será imposible lograr y mantener más tiempo.

Una vez tengas esto claro puedes iniciar haciendo pequeños cambios que mejoraran la salud de tu cerebro y de tu cuerpo en general. Es más difícil fallar si empiezas cambiando poco a poco, por ejemplo:

OBJETIVO DIARIO / SEMANALMETA PRINCIPAL
Semana 1: Caminar 10 minutos.

Semana 2: Caminar 15 minutos.

Semana 3: Caminar 20 minutos.

Semana 4: Trotar 5 minutos seguidos
Correr mi primera carrera 5 K.
  Semana 1: Cambiar azúcar refinada por Stevia o fruto del monje.

Semana 2: Echar 2 cucharadas de sustituto de azúcar.

Semana 3: Echar 1.5 cucharadas de sustituto de azúcar.

Semana 4: Echar 1 cucharada de sustituto de azúcar
Eliminar azúcar
Semana 1: Añadir 1 porción de vegetales al día.

Semana 2: Añadir 2 porciones de vegetales al día y quitar un alimento ultraprocesado.

Semana 3: Añadir 3 porciones de verdura, más proteína de calidad y menos alimentos ultraprocesados.

Semana 4: Añadir 2 porciones de vegetales crudos, 2 porciones de vegetales cocidos, más proteína de calidad, y moderar buenos procesados.  
Comer Sano
Semana 1: Dormir 10 minutos más temprano.

Semana 2: Dormir 20 minutos más temprano.

Semana 3: Dormir 30 minutos más temprano.

Semana 4: Dormir 40 minutos más temprano.  
Dormir temprano

¿Sabías que la alimentación es clave para mejorar tu salud mental?

Un hábito de suma importancia que debes empezar a cambiar para mejorar la salud de tu cerebro.

Un cerebro sofisticado requiere de un aporte elevado de energía, este reclama el 20% de la energía, aunque solo represente el 2% de tu peso. ¡Así de importante es!.

Le hemos dado poca importancia a la alimentación en relación con la salud de nuestro cerebro. Algunos estudios revelan los beneficios de alimentos aislados para la salud mental, dejando de lado la importancia de la alimentación de manera global.

Alimenta tu cerebro:

  • La base de tu alimentación deben ser de vegetales y frutas.
  • Procura incluir buena cantidad de proteína de calidad: Alterna tus proteínas comiendo pescado, pollo, huevo y carne roja.
  • Acompaña tu proteína con fuentes de carbohidratos con densidad nutrimental: tubérculos, raíces, leguminosas y cereales integrales.
  • Utiliza fuentes de grasa saludables como los frutos secos y el aceite de oliva.
  • Modera los lácteos, dándole preferencia a los fermentados.
  • Añade pequeñas cantidades de café y chocolate real (mayor a 85% cacao) y condimenta con hierbas y especies naturales.

Más naturaleza y sol

Mencionamos al inicio que somos seres sociales, y que debido a la pandemia esto se ha visto afectado. Así que, algo que puedes empezar a hacer es añadir dosis de naturaleza al lugar de trabajo, simplemente pon una plantita o trabaja cerca de una ventana con vista a un árbol, parque o jardín. Procura caminar un poco cada hora para no mantenerte sedentario y aprovecha para tomar un poco de sol.

«El estado de tu vida no es más que un reflejo del estado de tu mente»

Wayne Dyer


Incorpora estos cambios a tu vida, empezarás a notar la diferencia y sin darte cuenta habrás cambiado esos viejos hábitos, por unos nuevos y mejores para tu salud mental y general.


Esta nota te podría interesar Salud cardiovascular

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: