fbpx

El Día Mundial de la Diabetes (DMA) tiene lugar el 14 de noviembre de cada año, esta fecha fue establecida en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes (FID). El objetivo de este día es crear conciencia sobre esta enfermedad, sus efectos y animar a todas las personas a tomar medidas para prevenir y tratar esta enfermedad. Nos enfocamos en la importancia de una buena nutrición para prevenirla y tratarla.

El Día Mundial de la Diabetes del 2020 tuvo un alcance estimado de 1.900 millones de personas en 194 países. Se compartió en redes sociales más de 24 millones de veces con el hashtag #WorldDiabetesDay.

«Lo peor en usted es que se niega a luchar, se da por vencida, no hace más que pensar en la enfermedad y en la muerte. Pero existe algo tan inevitable como la muerte y es ¡la vida!»

-Charles Chaplin

La mayoría de las personas que la padecen no lo saben

La Organización Mundial de la Salud estima que hay más de 40 millones de personas en Europa con diabetes. Desde el año 2 000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83 000 muertes en el país. Con el tiempo, las personas que no saben o tratan a tiempo el avance de la diabetes, corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, insuficiencia renal o un accidente cerebrovascular, por lo que el diagnóstico temprano es esencial si quieren reducir el riesgo de estas enfermedades.

¿Qué es la diabetes?

También conocida como diabetes mellitus, es una enfermedad metabólica y los niveles de azúcar en sangre son altos durante un período prolongado. Los síntomas incluyen micción frecuente, sensación de sed, aumento del hambre, fatiga, visión borrosa, pérdida de peso inexplicable y sensación de mareo al ponerse de pie. Si experimentas estos síntomas con regularidad, habla con tu médico lo antes posible. Si no se trata, la diabetes puede causar muchas complicaciones.

Cada que consumimos alimento, la glucosa se eleva en sangre, niveles muy altos pueden ser tóxicos y pueden desencadenar este problema. Para evitar esto, se libera una hormona llamada Insulina que se encarga de llevar esa glucosa para ser almacenada en hígado, músculo o células grasas.

Principales causas

Una vez más los protagonistas son el sedentarismo y la obesidad. Por ejemplo, si no realizamos ejercicio los músculos no van a requerir energía, por lo que la glucosa pasa directamente a las reservas del tejido graso. Estas células grasas llamadas adipocitos, se van llenando por lo que se resisten a que nueva glucosa entre (pues ya están llenas), entonces la glucosa se queda y va acumulando en el torrente sanguíneo. Esto provoca más y más generación de insulina, por ende más resistencia por parte de los adipocitos volviéndose un circulo vicioso cada vez más grande. Antes de que se genere la diabetes, empieza la famosa resistencia a la insulina, que seguro ya conoces y mucha gente la padece, pero lamentablemente, no le ponen un alto a tiempo y las cosas empeoran.

Todo esto es un gran esfuerzo para el páncreas, es el órgano encargado de la producción de la insulina, por lo que tarde o temprano se agota y deja de funcionar correctamente.

Dejar avanzar estos padecimientos significa poner en riesgo otros órganos como los ojos, los riñones, el cerebro y hasta el corazón, provocando así, graves consecuencias: ceguera, fallo renal, demencia, amputaciones y la muerte.

¿Cómo tratarla?

En los casos leves, los cambios en el estilo de vida pueden mantener la diabetes bajo control, pero muchas personas eventualmente necesitan medicación y revisiones periódicas con un profesional de la salud. Comer bien es esencial para controlar la diabetes; llevar una dieta saludable, que incluya alimentos con densidad nutrimental (comida real) también puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2 al mantener un control de peso y niveles de laboratorio en rango estable. Claro que el plan de alimentación debe ser llevado por un nutriólogo especialista. Es muy importante también acompañarlo de ejercicio físico adecuado a las posibilidades de cada persona.

La prueba de hemoglobina glucosilada (HbA1C) se utiliza como indicador del daño que se ha producido en los últimos 3 meses por la glucosa elevada. Un valor >6.5% ya puede considerarse como diagnóstico de diabetes, los valores de 5.7 a 6.4 se consideran como prediabetes.

Métodos de prevención

Si bien no existe una manera segura de prevenir la diabetes, ciertas elecciones de estilo de vida pueden ayudar a mantener bajo control el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede reducir en gran medida el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. El primer paso es elegir alimentos saludables eligiendo alimentos bajos en aceites de baja calidad, azúcares y harinas refinadas, ricos en fibra y ricos en nutrientes como magnesio, vitamina B6, vitamina C, ácido fólico, calcio, potasio y grasas monoinsaturadas.

En la década de los años 70, las recomendaciones oficiales están enfocadas en reducir la ingesta de grasa, lo que provoca que se incremente la cantidad de carbohidratos en la dieta, dejando los cereales de base. Lamentablemente estas son las recomendaciones que dan a toda la población, incluyendo a pacientes con diabetes.

¿Pero, por qué están mal? Porque la diabetes provoca una fuerte intolerancia a la glucosa y los carbohidratos son los macronutrientes que más elevan la glucosa y la grasa el que menos. Lo bueno: cada vez más se apoya el uso de dietas bajas en carbohidratos como medida principal en el cuidado del paciente con diabetes. Desde el 2008, la Asociación Americana de Diabetes ha reconocido esto como parte fundamental.

Alimentación

  • Alimentos por encima de macronutrimentos: Si la dieta es baja en carbohidratos, pero alta en productos ultra-procesados, puede ser incluso peor que una alta en carbohidratos de fuentes como vegetales y buenos almidones
  • Frecuencia de las comidas. Otra mala recomendación que se suele hacer, es que se debe de comer 6 veces al día, pero esto se vuelve una mala idea si al comer estimulas a un páncreas dañado y lo haces muchas veces al día.

Otros tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1: Enfermedad autoinmune donde el propio cuerpo ataca al páncreas impactando negativamente su capacidad de producción de insulina.
  • Diabetes Tipo 3: Según el “Journal of Diabetes” este termino describe de manera correcta el hecho de que el Alzheimer representa una forma de diabetes que involucra selectivamente el cerebro con características similares a la DM1 y DM2.
  • Diabetes gestacional:  La resistencia a la insulina producida en el embarazo para asegurar los suficientes nutrimentos al bebé. Si no se cuida, puede poner en peligro la vida de ambos.

*Este artículo es enfocado principalmente a la DM2 porque es el tipo de diabetes más común

Es de suma importancia empezar a corregir los malos hábitos para evitar mayores complicaciones y gastos a futuro. Y si empiezas a tener algún de estos síntomas mencionados en el artículo, es muy importante que acudas con tu médico.

Prevenir, es curar. #WorldDiabetesDay


Recuerda compartir esta publicación para seguir creando conciencia sobre esta enfermedad.


Esta nota te podría interesar Equilibrio y bienestar en tu salud

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: