fbpx

En CODEMAG sabemos lo interesante que es conocer sobre las costumbres, tradiciones, cultura, gastronomía ¿ y por qué no? las bebidas que se estilan al rededor del mundo. Es por ello que te dejamos estos interesantes datos sobre el whisky japonés proveniente del país “del sol naciente”, Japón.

Automóviles, computadoras o comida. Inexplicablemente los japoneses parecen saber cómo manejar todo hasta el más mínimo detalle, ¿quién hubiera pensado que el whisky sería uno de ellos?

Esta tradición antigua, sinónimo de las islas británicas y de América, ese arte extraído de la destilación que ha florecido en Japón y se ha explotado en el mercado internacional. El whisky japonés desde hace algunos años, ha empezado a crecer en producción y en renombre, lo que en un principio se creía que era una imitación del whisky escocés, es hoy un whisky con estilo propio, que si bien es cierto, es joven y tiene mucho futuro.

Ingenio japonés

El whisky japonés es modelado después de la tradición escocesa (doble destilación) antes de que se añeje en barriles de madera. A diferencia de los bourbon y de los rye americanos más dulces, tienden a ser más secos.

La mayoría de las principales destilerías de Japón importan la mayor parte de sus ingredientes de Escocia, desde la cebada hasta los barriles típicos de las islas. 

La individualidad en el sabor proviene de los detalles minuciosos del proceso de destilación japonés, como el agua (la destilería “Yamazaki” utiliza el agua que proviene de las montañas cercanas a Tokio), la forma de los destiladores y el tipo de madera usado en los barriles de añejamiento. 

Algunos destiladores, usan barriles de bourbon importados, pero otros fabrican sus propios barriles del roble “mizunara”, un árbol que sólo se encuentra en Japón y que agrega su propio sabor.

Los destiladores japoneses apuntan al refinamiento, no a la consistencia

El escocés se prepara como siempre se ha hecho durante siglos, los destiladores escoceses se centran en la consistencia y en un sabor más ahumado. Por otro lado, los japoneses buscan refinar y perfeccionar constantemente, inclinándose hacia whiskys de sabor más delicado. 

Es una estrella en constante ascenso ya que más y más whiskys japoneses están dominando el escenario mundial. 

Hace unos años, el “Yamazaki 25 años” ganó el premio a la mejor malta individual en el mundo y el “Taketsuru 25 años” ganó por la mejor mezcla de malta en los “World Whisky Awards”.

Es un poco difícil de conseguir, aunque se está volviendo cada vez más popular, la oferta en los Estados Unidos sigue siendo limitada al igual que en México. Si bien hay bastantes destilerías en Japón, sólo whiskys hechos por “Suntory” y “Nikka” parecen estar disponibles con nuestros vecinos del norte y hasta hace poco en nuestro país.

¿Cómo consumirlo?

El whisky japonés se puede consumir como el escocés, o bien como los japoneses consumen el “shôchû”. La gran mayoría de los “blended” japoneses se beben en vaso largo, pero también pueden consumirse siguiendo el estilo del “shôchû”, mezclado con agua caliente (oyuwari), especialmente en invierno, o con agua fría (mizuwari) durante el verano.

Pero la mayor diferencia en la forma de consumirlo es que muchos japoneses lo beben con la comida (principal motivo por el que se bebe como “oyuwari” o “mizuwari”), y de esa forma marida mejor con los platos tradicionales japoneses. Por ello el que se consume más es el tipo “blended”.

Si se quiere realmente apreciar todos los matices del buen whisky japonés, lo más recomendable es no añadir hielo o líquidos carbonatados. Se podría servir con una pequeña cantidad de agua para que pueda ayudar a potenciar los aromas y el sabor. Servirlo en una copa para whisky, haciendo girar el líquido y que el aroma y sabor lleguen hasta nuestro olfato y gusto, sin duda te encantará.

En los últimos años la industria japonesa de whisky ha diversificado su oferta de whiskys, desencasillándose de una sola variedad. Entre las principales marcas de whisky japonés encontramos la ya mencionada Yamazaki y Nikka, también están Hakushu (también propiedad de Suntory), Yoichi y Sendai / Miyagikyo (ambas propiedades de Nikka), Fuji-Gotemba (propiedad de Kirin, ubicada en el Monte Fuji), Karuizawa, Hanyu, Chichibu, Shinshu y White Oak.    

Para los amantes del whisky en todas sus presentaciones, sabores y casas de origen, el japonés será una excelente opción para conocer y degustar un estilo diferente de esta bebida, pues hoy en día hablamos de uno de los mejores whiskys del mundo, por su sabor, su calidad de producción y su historia. ¿Te animas a probarlo?

A %d blogueros les gusta esto: