fbpx

Casi el 80% de los vinos elaborados de esta cepa provienen de los valles de California. Italia es el segundo productor de la uva Zinfandel, pero debemos decir que tienen cosechas relativamente jóvenes en comparación de las americanas.

Después de la gran depresión que sufrió Estados Unidos, además de la famosa restricción, muchos viñedos de la Costa Oeste apostaron por esta especial cepa, siendo California su principal hogar hasta el día de hoy. 

Aunque esta uva roja se relaciona directamente con California, hasta el punto de considerarla representante de este estado, existen estudios que demuestran que su origen es en realidad de Croacia, ya que la cepa Zinfandel tiene la misma estructura de ADN de una especie de uva que se cultiva en la costa dálmata en este país la Crljenak Kaštelanski, así como a la variedad denominada Primitivo que se cultiva en la región de Apulia al sur de Italia, donde fue introducida en el siglo XVIII. 

Características de la uva Zinfandel

Produce abundantes cosechas en suelo pobre y en condiciones secas.

Madura de forma irregular pudiendo encontrar frutos verdes, maduros y pasados en el mismo racimo.

Es de hojas de tamaño grande con forma pentagonal, senos laterales muy profundos y marcados.

Haz verde oscuro y envés velloso. 

Sus de bayas son de tamaño mediano, forma esférica y color azul-negro.

Alto contenido de azúcar y usada en postres.

Vino Zinfandel

A los vinos Zinfandel se les suele criticar su alto contenido de alcohol, hecho que los convierte en un vino “caliente”, aunque hoy en día con las nuevas técnicas de vinificación se han logrado regular los grados. Por ejemplo, si un Zinfandel tiene taninos, llega a tener 15 grados de alcohol. Otro de los detalles que hacen cambiante los sabores de un vino Zinfandel es el grado de envejecimiento, afectando el sabor principalmente.

A la vista tienen un intenso color rubí con atractivos matices violetas.

En nariz, un vino Zinfandel puede desarrollar toques de manzana y tabaco; si el vino en cuestión es lo suficiente maduro, sus aromas pueden ir de las fresas, moras y cerezas.

En boca, resalta su carácter frutal, intenso y equilibrado.

Maridaje

Un vino Zinfandel tiene la facultad de combinar con platillos bastante condimentados, que van desde guisos de carne, caviar, mariscos, quesos fuertes y una mención especial para la comida que contenga mucho picante. También se puede combinar con platos de pescados secos y pescados cocidos en limón.

Este vino se disfruta en una temperatura de 14 grados, aunque en caso de ser acompañante de platos recargados de sabor aconsejamos un grado más del antes nombrado.

Si eres un amante de los vinos

¡No te quedes sin probar el vino Zinfandel!

Un vaso de vino en el momento oportuno vale más que todas las riquezas de la tierra.

Gustav Mahler.

Esta nota te podría interesar Capítulo 3: Uva Merlot

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: