fbpx

Todo bartender sabe que para llevar a cabo de forma excelente su trabajo debe poseer el kit de herramientas necesario. Existe una amplia variedad de utensilios que permiten preparar los mejores tragos. Aquí una pequeña lista de las herramientas más importantes que un barman debe tener en su poder.

Un coctel de 10

Para esto hay equipos básicos de coctelería con los que se puede aprender y preparar las bebidas más comunes, pero, existen otros aditamentos que también son muy importantes que ayudan a mejorar la elaboración de los cocteles.

Shaker o Coctelera

Es una de las herramientas primordiales que jamás pueden faltar en un bar; existen varios tipos de cocteleras y cada una tiene funciones diferentes, en ella se colocan los ingredientes para mezclarlos y así enfriar las preparaciones.

Un shaker estándar generalmente tiene una capacidad entre 500 y 600 mililitros, está hecho de acero inoxidable, lo que los hace más duraderos y está constituido por tres partes:

  • Vaso: es una base de metal que conforma la parte inferior y la más amplia.
  • Tapa: es la pieza de menor tamaño, embona en el vaso y tiene una especie de colador.
  • Tapón: especie de tapa más pequeña para sellar por completo el shaker.

Jigger

Es un utensilio de dos caras con diferentes medidas en cada lado (onzas). Sirve para medir la cantidad de líquido que se desea mezclar. Hay diferentes tamaños de jigger para cócteles, los pequeños son especiales para dosificar licores y los grandes son para otros líquidos como jugo o agua.

Cuchara larga

De toda la cantidad de cucharas que hay, la de coctelería es muy especial, como su nombre lo indica es una cuchara larga con mango extenso para que llegue al fondo de un vaso y se agiten mejor las bebidas gracias a la forma de espiral que tiene.

Colador

El más utilizado y conocido es el colador Hawthorne o colador de gusanillo, es un disco con mango sujetador y pestañas estabilizadoras equipado con un resorte de espiral que lo sujeta al borde interior de un vaso mezclador y al de un shaker.

Macerador

También es conocido como mortero, es un tubo delgado que puede estar hecho de madera, metal o plástico y sirve básicamente para triturar los ingredientes que se utilizan en la coctelería, para mezclar azúcar, extraer jugo o triturar alguna fruta.

Sacacorchos

Existen de varios estilos, escoger el más adecuado dependerá del tipo de bebida que se deba ofrecer, sin embargo, hay unos genéricos muy buenos y que sirven para varias bebidas. En el caso propio de la coctelería o la mixología no se llega a requerir, pero se da el caso en que algunas veces piden una botella de vino o copa y es cuando este accesorio resulta muy útil. ¡Por eso, nunca debe faltar en tu barra!.

Exprimidor

Debido a que las frutas son un elemento común en los cocteles, requieren de un exprimidor de cítricos. La calidad del proceso no es la misma al extraer el jugo con las manos a realizarse con esta útil herramienta. Además, con ella se puede observar fácilmente si se pasa una semilla del fruto, eso le puede dar muy mala presentación a la bebida.

Rallador

Este utensilio ayuda en la presentación de los cocteles para los toques finales, por ejemplo, cuando se necesita añadir un poco de chocolate, cáscara de limón o naranja rallado. Hay muchos tipos de rallador, el más recomendable para un bartender es uno pequeño y fácil de manejar.

Vertedor de botella

Esta herramienta facilita el rush del trabajo. Permite que el contenido de las botellas salga de mejor forma ya que disponen de una boquilla por la que sale el líquido en forma de chorro continuo y homogéneo gracias a una pequeña entrada de aire separada, mezclando con mayor facilidad en cualquier recipiente.

Goteros

Generalmente, en estos utensilios se guardan la granadina, el vermut seco, el curazao u otros licores o bitters. Su objetivo reside en no aportar más cantidad de la necesaria al trago para que lo sabores se mantengan estables.

Con estos utensilios el bartender podrá tener un equipo muy completo para preparar todo tipo de cocteles y hacer un buen trabajo detrás de la barra, pero sobre todo, estar preparado ante cualquier problema que se presente en horas de jornada laboral.

A %d blogueros les gusta esto: