fbpx

La forma de vivir un orgasmo entre hombres y mujeres es muy diferente desde la duración, la intensidad, la cantidad y el tipo de relación que se establece durante el sexo. Hombres, ¿Se imaginan que por unos segundos te tiemble todo el cuerpo teniendo una sensación como de debilidad pero relajación al mismo tiempo, que invada tu cuerpo una ola de calor que explota en todo tu ser, sentir un impulso dentro de ti como cuando quieres orinar y al mismo tiempo sentir contracciones involuntarias pero rítmicas con un incremento en el ritmo cardíaco y ligero aumento en la sudoración?, pues esto, querido lector, es lo más parecido a un orgasmo femenino. ¡Toma nota, porque este artículo si que te va a interesar!

Día Mundial del Orgasmo Femenino

Se conmemora el 8 de agosto porque en Brasil en un pueblo llamado Esperantina, su concejal (gobernador) José Arimateia Dantas Lacerda, alarmado por los resultados de un sondeo que indicaron que el 28% de las mujeres del Estado de Piauí no alcanzaban habitualmente el clímax para tratarse como un tema de salud pública y no como un tabú. Por esto en CodeMag aprovechamos la fecha para darte un pequeño panorama a lo que sucede con la estimulación femenina.

Te contamos como ayudar a una dama a desestresarse

Durante el orgasmo femenino, la corteza orbitofrontal lateral se cierra temporalmente (esta es la parte del cerebro que controla el razonamiento y la conducta). Las mujeres experimentan una activación de la sustancia gris periacueductal, que desencadena un comportamiento defensivo de lucha o huida, pero también se presenta una disminución en la actividad de la amígdala y el hipocampo, ambos relacionados con la ansiedad y el miedo lo que contribuye a una mayor relajación después del orgasmo.

“Love on the brain”

Como ya te habrás percatado, el cerebro es el protagonista de este show, pues es el responsable de la estimulación del flujo sanguíneo, la frecuencia cardíaca, la función respiratoria y respuesta del sistema nervioso central, que a su vez es quien envía señales al sistema de recompensa fisiológica, provocando contracciones en los músculos vaginales, para este momento el cerebro libera dopamina y oxitocina.

Así que podemos decir que se trata de hacerle el amor al cerebro.Además de estimular puntos específicos del cuerpo de la mujer, las cuestiones psicológicas y emocionales siempre están presentes, es por ello que la atmósfera que se cree para el momento puede ayudar a alcanzar o retrasar el orgasmo. ¿Sabes cuantos tipos hay?.

Vaginal: Aunque un poco difícil de conseguir (pues según un estudio publicado por The Journal of sex and Marital therapy, sólo el 18% de las mujeres puede alcanzarlo) se obtiene tras estimular a través de repetidas penetraciones y para lograrlo se recomiendan aquellas posiciones que permitan llegar más profundo.

Clitoriano: Sumamente placentero y obtenido a través de frotar y hacer un poco de presión en el clítoris, este orgasmo puede alcanzarse en la mayoría de las posiciones ya sea por estimulación contra los genitales de la pareja, el pubis o incluso en otra posición que permita libertad a las manos para estimular directamente al clítoris, así mismo se puede alcanzar en el sexo oral por estimulación directa (Según el mismo estudio, el 37% de las mujeres es capaz de conseguirlo).

Punto G: Escondido dentro de la vagina, el punto “G” para ser estimulado requiere de posiciones especiales, sin embargo es muy recomendable la manipulación de los dedos para encontrarlo.

Punto U: Es una zona poco explorada tanto por hombres como por las mismas mujeres, pero si se estimula de forma correcta puede llegar a causar un gran placer, esta zona se encuentra entre el clítoris y la entrada vaginal en donde se encuentran las glándulas uretrales, que también son conocidas como glándulas de Skene (son comparadas con la próstata que al tocarla produce también placer y se denomina el punto P en los hombres).

Anal: ”La estimulación del nervio pélvico a través del recto también puede conducir al placer en algunos aspectos sorprendentes” – Betty Dodson, educadora sexual estadounidense y pionera en el movimiento feminista pro-sexo. Una vez dominado este tipo de orgasmo, algunas mujeres consiguen disfrutar más del sexo anal que del vaginal, es recomendable utilizar lubricación artificial y estar muy relajada.

Después de llevarlos por este tour de los orgasmos femeninos, la maravillosa noticia es que algunas mujeres (aunque es un porcentaje muy bajo de la población mundial) son multiorgásmicas, así que el reto es, evolucionar constantemente, experimentar nuevas técnicas en pareja y que logres estimular a tu pareja siempre de formas nuevas y sorpresivas. Feliz Día del Orgasmo Femenino, ¡A celebrar!.

A %d blogueros les gusta esto: