fbpx

“Sin lucha no hay progreso” – Frederick Douglas. Hoy 30 de noviembre se celebra el día Día Internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) identificado con el símbolo de un lazo color azul. Este día tiene el propósito hacer consciencia de la importancia que tienen estos trastornos, su prevención y detección a tiempo.

Qué son los TCA

Son trastornos psicológicos que conllevan a alteraciones de la conducta alimentaria. La persona que los sufren viven con la preocupación frecuente de todo lo relacionado con su peso corporal, provocando la incapacidad de asimilar de manera correcta los nutrimentos, desencadenando enfermedades cardiacas y renales, incluso en casos más graves, la muerte. Es importante mencionar que esto es un problema médico, no un estilo de vida.

Tipos de TCA:

  • Anorexia Nerviosa: Reducción / restricción de la ingesta de alimentos que se ve reflejada en la pérdida excesiva de peso corporal. Puede venir acompañada de ejercicio físico intenso (anorexia restrictiva) o provocación de vómito junto con abuso de diuréticos o laxantes (anorexia purgativa).

Las personas con anorexia pueden llegar a tener un miedo intenso por ganar peso, así como sentir una insatisfacción con su cuerpo, es decir, aunque sean personas delgadas tienen una distorsión de su imagen, por lo mismo evitan consumir cualquier alimento que desencadene ese miedo a padecer obesidad.

Problemas de salud: Con el tiempo pueden presentarse osteopenia u osteoporosis, anemia, pérdida muscular, cabello y uñas delgadas y quebradizas, piel seca, manchada o amarillenta, estreñimiento severo, presión baja, pulso lento, sensación de frío, debilidad, mareo, fatiga, infertilidad, daño estructural y funcional del corazón, daño cerebral y falla multiorgánica.

  • Bulimia Nerviosa: Episodios de atracones incontrolados. Las personas con bulimia pueden llegar a consumir grandes cantidades de alimentos en poco tiempo y en la mayoría de los casos, lo hacen sin que nadie los vea.

La compensación inadecuada por haber consumido grandes cantidades de alimentos es por medio del vómito autoinducido, puede haber también aumento del ejercicio físico, ayunos, laxantes y/o diuréticos.

Problemas de salud: Con el tiempo pueden presentarse Inflamación y dolor de garganta crónico, glándulas salivales inflamadas, esmalte dental desgastado, sensibilidad dental, caries, enfermedad por reflujo gastroesofágico, deshidratación severa y desequilibrio electrolítico.

  • Trastorno por atracón: Se presentan episodios de ingesta compulsiva de manera recurrente, por lo que tiene similitud con la bulimia nerviosa. La diferencia es que en este tipo de trastorno no se realizan las conductas compensatorias (vómito, ayuno, ejercicio, laxantes y/o diuréticos), por lo mismo se puede presentar aumento de peso.

  • TCANE (Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado): Cuadros incompletos que no cumplen con los criterios para diagnosticar anorexia nerviosa o bulimia nerviosa. Puede ser el inicio de alguno de estos trastornos o estar en proceso de recuperación.

Puede haber restricción calórica, disminución de peso corporal, distorsión de la imagen, pero no presentan amenorrea (Ausencia de la menstruación) o atracones y purgas, pero con menor frecuencia.

  • PICA: Consiste en ingerir sustancias no nutritivas como, por ejemplo, arena. Este tipo de trastorno se presenta de manera más habitual durante la infancia.

  • Trastorno por rumiación: Caracterizado por regurgitaciones repetidas de los alimentos para volverlos a masticar. Esto provoca que no se pueda mantener un peso corporal adecuado.

  • Trastorno por evitación / Restricción de alimentos: Rechazo a la alimentación que puede venir acompañado de un trastorno por rumiación.

  • Vigorexia: Obsesión por un cuerpo musculoso. Se presenta más en hombres que en mujeres. Estos muestran una excesiva preocupación por el aspecto físico provocando la realización de ejercicio extremo y el consumo de suplementos y/o sustancias perjudiciales para el organismo.

  • Ortorexia: Obsesión por llevar una dieta saludable. Este problema gira en torno a la calidad de la comida que se consume, no en la cantidad. Las personas con este trastorno buscan que sus alimentos sean sanos, puros, ecológicos, orgánicos, etc.

Tratamiento para los Trastornos de la Conducta Alimentaria

  • Psicoterapia: Enfoque cognitivo conductual para ayudar a identificar y cambiar los pensamientos negativos, desarrollo de habilidades de afrontamiento y cambio de patrones de comportamiento.

  • Atención médica: Atención de las posibles complicaciones que pueden causar los trastornos de la alimentación, así como su monitoreo constante.

  • Asesoría nutricional: Reaprendizaje y reincorporación de alimentación de manera gradual para alcanzar los requerimientos diarios de nutrimentos y calorías, para así poder regresar a un peso saludable y mantenerlo.

  • Medicamentos: Con antidepresivos, antipsicóticos o estabilizadores del estado de ánimo (únicamente bajo preinscripción médica) que pueden ayudar al tratamiento de los TCA, así como los síntomas que los acompañan como depresión y ansiedad.

¿Qué se puede hacer este día?

Se despliegan diversas actividades por medio de distintas instituciones, grupos, asociaciones, universidades y organizaciones, encargadas de informar y generar consciencia a la población sobre este problema como. Talleres, platicas, videoconferencias, foros, seminarios o entrega de material educativo e informativo son algunas de estas iniciativas.

Queremos recordarles la importancia de la nutrición, que no lo consideren como lujo, ni estética o algo para después. La manera en cómo te alimentas afectará de manera positiva o negativa a futuro. Es necesario que estemos abiertos a recibir educación en cuanto a nuestra alimentación y ser conscientes de todas las consecuencias graves de los malos hábitos. Aprender a comer bien, es aprender a vivir.

“Se te dio esta vida, porque eres lo suficientemente fuerte para vivirla”

Robin Sharma

A %d blogueros les gusta esto: