fbpx

La camisa ha sido considerada desde tiempos antiguos como una prenda distintiva de hombres profesionistas, sin embargo no son exclusivas para este grupo. Existen varios tipos de fit varonil que otorgan formalidad a cualquier outfit, saber cúal elegir y cómo portarla es un básico de la moda.

Origen de las camisas

¿Sabías qué? La camisa más antigua del mundo de la que se tiene registro, perteneció a un arquitecto egipcio que vivió en la ciudad de Tebas, hace más de 3,500 años.

Y es que la camisa es una de las prendas de vestir con estructura (diseñada bajo patronaje y construida en piezas unidas por costuras) que estuvo presente en varias de las culturas mediterráneas antiguas, siendo las de lino blanco, las preferidas, por ser este, considerado el color sagrado.

Hoy en día, la camisa es un wearable básico que todo hombre con buen gusto debe poseer en su armario, pero sí creías que las camisas se clasifican en blanco y de color, o manga corta y manga larga, estabas en un error. Aquí te contamos cómo se clasifican las camisas según el tipo de corte y estilo.

Regular fit

Esta camisa es de corte amplio y regular (uniforme, no ceñido, caída recta) la manga es amplia, cubriendo todo el brazo de forma cómoda por su amplitud.

Uso: Esta camisa es formal, sin embargo por su simplicidad, puede ser usada para un look más desenfadado, algo así como un look formal/casual, puede ir bien con o sin corbata.

¿Te queda? Este corte es el menos discriminador. Asegúrate que te quede bien de los hombros, puede vestir a prácticamente todos los tipos de cuerpo, no obstante es importante que sepas, que si tu cuerpo es muy delgado, se verá mejor si lo acompañas con un saco, de lo contrario se puede ver muy grande de la sisa.

Tailored fit

Similar a la regular fit, pero ligeramente ajustada, por lo cual luce un poco ceñida al cuerpo sin ser incómoda, o marcar demasiado la figura.

Uso: Esta camisa es formal, y también casual (eso dependerá del diseño), va increíble en un suit, pero por ser ligeramente más ajustada, lucirá muy bien sin la necesidad de acompañarla de un saco.

¿Te queda? Tampoco discrimina formas de cuerpo, sin embargo, si hay un tipo de cuerpo que le sacará partido, es el cuerpo muy delgado, (el cual podría verse desfavorecido con la regular fit), ya que esta da mayor proporción en el cuerpo, y la sisa es más ceñida.

Custom fit

Una camisa que mantiene el largo, reduciéndose de los lados: sisa, ancho de manga, contorno de pecho y tronco con el fin de resaltar la figura masculina.

Uso: De uso formal o casual por el corte estrecho en la parte superior, va bien con pantalones de vestir o de mezclilla y con el puño doblado en uno o dos tantos para lucir fresco.

¿Te queda? Ideal para hombres delgados y altos al enfatizar los hombros con respecto de la cintura dando un aspecto más corpulento.

Slim fit

Este corte de camisa formal con manga larga, es aún más ceñida al cuerpo y con una manga más estrecha, el corte da un efecto visual en “V” dando mejor caída y relación hombros – cintura y en definitiva se pierde un poco de confort pues también es mas ajustada a la altura del pecho.

Uso: Esta camisa principalmente de uso formal, va muy bien con suits completos, con corbata o moño, pero en un outfit relajado, por lo ceñido de las mangas, podrías usarla sin accesorio al cuello y con los puños doblados, en uno o dos tantos.

¿Te queda? Si eres delgado y alto, te quedará de maravilla, lo mismo si cuentas con un cuerpo atlético, aunque debes considerar que es más ajustado, por lo cual puede ser incómodo si eres voluptuoso en pectorales y biceps.  

Superslim fit

Si creías que habíamos visto lo máximo de ajustado, te equivocaste, pues el superslim fit, es aún más ajustado y de longitud reducida, imagina que se trata de un body paint con diseño de camisa, ¡bueno! Así de ajustado debe ser.

Uso: Esta camisa principalmente de uso formal, va muy bien con suits completos, con corbata o moño, pero en un outfit relajado, por lo ceñido de las mangas, podrías usarla sin accesorio al cuello y con los puños doblados, en uno o dos tantos.

¿Te queda? Recomendado para hombres petite”no precisamente bajitos de estatura, pero definitivamente no tan altos, o al menos no con un tronco largo, pues este corte como ya dijimos es ajustado y corto, por lo cual, aunque delgado, un hombre con el tronco muy largo se sentirá incómodo, lo mismo si tiene brazos muy largos. Es ideal para los hombres extremadamente delgados y no se recomienda en cuerpos voluptuosos, en cualquiera de sus variantes.

¿Llevar la camisa por dentro o por fuera del pantalón?

Todos los fit de camisas tienen su versión en manga larga o corta, pero la terminación de la camisa es la que definirá la forma de portarla, es decir, si el corte es semicircular dejando una especie de escote por los lados (entra las piernas y la cadera), es una camisa para fajarse, pero si la base es recta, se puede usar por fuera. Si es recta y muy holgada, la recomendación es fajarla, mientras que sí la base es recta y la caída ajustada, en definitiva va por fuera y por último si tiene un largo de 20 cm o más debajo de la cintura. Podrás usarla por dentro, si no eres muy alto.

¿La  camisa de manga corta se puede fajar?

De preferencia no.

En teoría, una camisa de manga corta está hecha para usarse por fuera pero no es una regla, si es muy larga se puede usar por dentro o si asistes a un evento social, cuyo clima es caluroso pero el dress code es rígido.

¿Llevar con corbata o sin corbata?

Todo depende, pues también existen varios tipos de “cuello” y en definitiva esto si tiene que ver a la hora de elegir si usar una corbata con camisa o no, aunque el código de vestimenta requiera de usar corbata, hay cuellos que no son para ello.

Inglés, Italiano y Francés son los 3 tipos de cuello con pico pronunciado que fueron diseñados para usar con corbata.

¿Qué tal? No es tan simple como parece. Comparte esta guía de fit de camisas con tus amigos, en pro del buen vestir.

¡Por más hombres, mejor vestidos!

A %d blogueros les gusta esto: