fbpx

A principio de este mes se cumplieron 34 años de la última emisión de la serie estadounidense Knight Rider, mejor conocida en México como “El auto increible” y con ello los amantes de los autos comenzaran a soñar con la posibilidad de algún día manejar a KITT, ese auto que era toda una fantasía pues en realidad ya contaba con AI (Inteligencia Artificial), computadora central, capaz de tomar decisiones e interactuar con su conductor. Ese estupendo vehículo que enamoró a miles de televidentes en todo el mundo era un precioso Pontiac Firebird Trans Am, pero solo en su carrocería y estética, pues todo lo demás como ya lo dijimos era pura fantasía.

La potencia de KITT

El Firebird Trans Am seleccionado para ser KITT, era un modelo 82 de tercera generación con un motor V8 de 5 Lts. y con una capacidad de generar 145 caballos de fuerza acoplados a una transmisión manual de 4 velocidades o una automática de 3, potente para la época, aunque en la serie alcanzaba los 550 caballos de fuerza. KITT tenía la facultad de tomar decisiones inteligentes, proveer oxígeno limpio, y traductor a varios idiomas, algo impensable para la década de los 80.

De la ficción a la realidad

Aunque cualquiera diría que BMW serie 7 logró una gran semejanza con KITT, Tesla Motors es el rey si combinamos los temas “tecnología futurista” e “Industria automotriz”.

Además de todos los avances tecnológicos que han presentado ya las marcas de alta gama automovilística, Tesla ha presentado diseños tan vanguardistas que nos hacen vivir el futuro en el presente y que no solo se equiparan a KITT “El auto increíble” sino que dejan la tarea a la industria televisiva y cinematográfica de crear en ficción un auto que represente un verdadero reto, pues todo lo que un día pareció inalcanzable con KITT, Tesla ya lo integró a sus vehículos, como el purificador de oxígeno del Model X y la AI con la capacidad (incluso perturbadora para algunos) de estacionarse por sí mismos.

Por si fuera poco “Tesla Motors” manifiesta su sentido del humor al incorporar algunos Easter eggs, por ejemplo, en la pantalla puedes configurar tu auto y cambiarlo por el Lotus submarino de James Bond, también puedes activar el modo de aceleración ridícula, en este modo la pantalla imitará el efecto de la velocidad de la luz en Star Wars, si le cambias el nombre a tu auto por 42, te contestará que esa es la respuesta a la vida, el universo y todo lo demás, haciendo referencia a la película “La guía del autoestopista galáctico”, o el más reciente huevo de pascua que cambia los gráficos de la pantalla, por la pista arcoiris de Mario Kart.

Respetuosos con el medio ambiente los Tesla, al ser eléctricos son una laptop gigante, si era atractivo ese motor V8 de KITT, pero sin duda ese era cero ecológico. Los Tesla ahora contarán con paneles solares en el techo, estos autos nunca duermen, se mantienen encendidos y con conectividad para recibir actualizaciones de software mientras el dueño descansa, su mantenimiento lejos de lo que pensarías es super económico, básicamente se reduce a las llantas y limpiaparabrisas, pues prácticamente hasta el cambio de aceite es nulo.

Estos autos son sumamente veloces pues dependiendo el modelo, alcanzan una aceleración de 0 a 100 en 2 segundos, ecológicos, con inteligencia artificial, reconocimiento de voz, calefacción en asientos, techo solar, pantalla increíblemente grande, configuración personalizada para diversos usuarios, tiempo record de carga rápida hasta en media hora, KITT identificaba villanos, los Tesla identifican y te muestran en pantalla el tipo de vehículos que se encuentran a tu alrededor, incluyendo bicicletas o motocicletas. Sus excéntricas puertas “falcon wings” o «alas de halcón», encendido y configuración de confort desde el móvil y autopilot mas impresionante del mercado. Definitivamente un Tesla es El auto increíble en 2020.

A %d blogueros les gusta esto: