fbpx

Se llama “Supay Picante” y es un aguardiente de locoto (fruto picante único en Bolivia), creado en La Paz; cambia la antigua reputación que tienen algunos de los destilados de este tipo; de sabor sutil, pero con algo de picante, una fusión que solo si se prueba se podrá entender. Supay, el licor boliviano se ha creado para que se convierta en una bebida tradicional del país sudamericano.

UFC 262: por un nuevo rey de los pesos ligeros

Creado por la empresa “Master Blends”, fundada en noviembre de 2012. Su botella transparente contiene 750 ml de un aguardiente de 35% de alcohol, que posee un color natural obtenido gracias a la cáscara de limón.

Al producir este licor, sus creadores querían obtener un trago con el que los bolivianos se sientan identificados. El locoto es el picante con el que más se sienten de esa forma. Su sabor tiene muy buena permanencia en la boca y no así el picante. Se comporta muy bien con los otros ingredientes del Supay, que son la cáscara de limón, la canela y el anís. 

Supay, origen

El nombre y la imagen llamativa nacieron de la relación entre el picante del locoto y la sensación de calor extremo que a veces provoca a través de las comidas, como si hubiese fuego en el paladar. Y, por supuesto, el lugar más ardiente que existe es el infierno (gracias a la religión y creencias tradicionales) y su habitante más famoso es el diablo, cuyo nombre en el mundo andino es, entre otros, “supay”.

La botella, enseña una etiqueta con la figura de una máscara de diablo, figura andina tan representativa para Bolivia, sus mineros, sus mitos y leyendas, también una litografía del Cerro Rico de Potosí que llegó a Bolivia desde España en el siglo XVI.

Supay, elaboración y degustación

El Supay sigue todo un proceso artesanal, que incluye la maceración de los locotos y de las cáscaras de los limones (ambos cultivados en los Yungas, Bolivia). Se purifica el alcohol en columnas de rectificación, importadas desde España, al igual que sus alambiques, y maceran los distintos botánicos naturales. Para esta tarea es necesario el apoyo de cinco personas, quienes manualmente cortan la piel del limón que se requiere. Para que esté listo en alrededor de cinco semanas.

Joan Carbó, uno de los productores de Supay recomienda tomarlo de golpe con un sorbo largo, pero la curiosidad por su sabor durante el primer trago hace que la experiencia tarde un poco más que eso. Segundos después un calor interno y suave se siente en la boca y la garganta, a medida que el locoto las recorre.

Para sus creadores es un trago que sirve para diferentes ocasiones, ya sea como acompañante de comida o digestivo, sólo o con alguna bebida energizante.

Supay licor boliviano

No es posible explicar el Supay Picante si no se ha probado, cada persona siente sabores y experimenta sensaciones diferentes. El picante se torna en algo casi natural al paladar después de unos cuantos shots. ¿Te atreves a probarlo?

Esta nota te podría interesar Ouzo, bebida helénica

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: