fbpx

Inglaterra tiene varias costumbres inquebrantables: «Dios salve a la Reyna», «la hora del té», «el Big Ben» en el palacio de Westminster, «Fish and chips» y el deporte hecho para demostrar fuerza, lealtad, compañerismo y trabajo en equipo, se trata del Rugby, un deporte rudo y elegante.

Polo el deporte nacido en la realeza

El deporte que es muy popular en Gran Bretaña, Francia, Argentina, Oceanía y algunas parte de África, dirigida por la (IBR) International Rugby Board desde hace más de 100 años.

La simpleza del Rugby

Si eres fan del fútbol americano, sabrás que el deporte de contacto y evasión suele ser el más apasionante, entre ida y vuelta, ataque y contraataque; el tiempo del partido parece corto.

Siempre se escuchará que el Rugby es un deporte violento, ya que su principal acción dentro del juego es detener el avance del rival con la jugada defensiva más habitual el “Tacle”.

Sin embargo, más allá de esto, el Rugby también es conocido por la caballerosidad de los jugadores quienes suelen compartir una reunión de camaradería al finalizar cada partido en un ritual conocido como “tercer tiempo” (ya que se realiza después de los dos tiempos reglamentarios en los que se divide cada juego).

Su torneo más prestigioso es el longevo Torneo de las 4 naciones, ahora llamado Torneo de las 6 naciones, en las cuales participan Escocia, Francia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Italia, que son las escuadras históricamente más poderosas de Europa.

Inglaterra y Gales, son los países con mas triunfos, aunque en la estadística pura el equipo de la rosa tiene 2 participaciones menos. Lo relevante de este torneo, es ver como cada equipo lucha por demostrar la superioridad al rival, aquí el respeto es jugar siempre al máximo, no importa que la ventaja ya sea mucha y prácticamente inalcanzable, el equipo que gana y el que pierde lo demuestran desde el primer segundo y hasta el final.

Condiciones de gane en el Rugby

Las condiciones de ganar el torneo son similares a otras competencias, obtienes puntos por cada victoria, el que acumule el mayor numero de puntos es declarado campeón.

Un triunfo en el torneo se obtiene por la mayor cantidad de puntos obtenidos durante el juego. Hasta 2016, no se aplicaba el sistema de puntajes para competencias establecidos por la World Rugby, sino que por tradición, se aplicaba el siguiente:

  • 4 puntos por ganar un partido.
  • 2 puntos por empatar un partido.
  • 0 puntos por perder un partido.

Existen los puntos bonus. 1 punto por conseguir 4 tries (anotación) o más y 1 punto si pierdes por 7 o menos puntos.

Si hay empate en puntos al finalizar el campeonato, se definirá con los siguientes criterios de desempate:

Mayor cantidad de victorias en el actual torneo.

Mayor margen de puntos a favor y en contra en el torneo.

Más tries anotados.

Cada punto vale, a favor o en contra, por lo tanto, esto hace que incluso un partido que no vale mucho para torneo se juegue al máximo, aun cuando pierdes si la distancia no es mayor, sigues sumando puntos y sobre todo no manchando el prestigio de la nación a la que representan.

El torneo y la disciplina tiene muchas curiosidades, aquí te contamos algunas:

  • No existía los cambios y era jugar hasta caer desmayado, no había sustituciones a menos que los doctores de los dos equipos ratificaran que el jugador en cuestión no podía seguir en el terreno por una lesión. Incluso hubo una época en que los lesionados se retiraban y dejaban al equipo en inferioridad, como le ocurrió al galés Jehoida Hodges, en 1903, cuando comenzó jugando de pilier ante Inglaterra y se lesionó muy pronto tras un choque con un rival, en lugar de retirarse, se retrasó a la línea de tres cuartos y lideró, mermado físicamente, luego cayó desmayado, para acabar el encuentro.
  • Esto es mas serio, no es una derrota que dure un día, «No es una semana aguantando las bromas de tu rival, es un año viendo cómo tus vecinos, ya sean irlandeses, ingleses o escoceses, te recuerdan cada día tu derrota». Esta frase del genial galés Jonathan Davies, elegido por la prestigiosa revista inglesa Rugby World en 1996 entre los cincuenta mejores jugadores de todos los tiempos, refleja bien el espíritu del 6 Naciones, lo que significa, especialmente para los británicos, el torneo más antiguo del mundo.
  • Lady Di y Will Carling, en la memoria de casi todos los ingleses todavía está presente el presunto romance entre Will Carling, uno de los mejores jugadores ingleses de todos los tiempos y capitán del ‘XV de la rosa’, y la entonces princesa Lady Di, que llegó a ocupar las portadas de las revistas británicas a mediados de los noventa. Carling, por entonces capitán de los ingleses, llegó a renunciar a jugar con Inglaterra en la edición de 1997 y un año después abandonó definitivamente el rugby.
  • Escocia y los cerdos. El capitán de Escocia en 1924, Wavell Wakefield, reconoció en público que había perfeccionado su técnica en los placajes defensivos entrenándose con cerdos en la granja de un amigo. «Es ideal, porque tienes que agarrarles con cuidado de no romperles las patas y, a la vez, tienes que evitar que no te arañen la cara con las pezuñas». Lo que nunca quiso dejar caer Wakefield es que estableciese ningún paralelismo con los rivales.

No cabe duda que se trata de un deporte bastante interesante que al igual que otros, enaltece el orgullo nacional de quién representa. Cuéntanos si has jugado Rugby alguna vez.

Esta nota te podría interesar El futuro del deporte

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: