fbpx

Ya estamos entrados en esos meses otoño-invernales en nuestro país y para los motociclistas eso se traduce en días más cortos, más oscuros y en la mayoría de ocasiones viento que cala hasta los huesos mientras rodamos en nuestro caballo de acero, te comparto dos que tres tips y accesorios que pueden ayudarte a no convertirte en una paleta helada.

Primero lo primero

El frío en el asfalto se traduce en una menor adherencia por parte de nuestros neumáticos sobre todo si tienes montados unos deportivos y con poco dibujo, pudiera ser buena idea atreverte a probar llantas de nueva generación como las Michelin Pilot Road 4 que son capaces de tener un buen funcionamiento incluso a temperaturas bajas y húmedas ademas que no decepcionan en las curvas, yo las traigo montadas hace ya un año y no tengo quejas a la fecha.

No es lo mismo rodar a 27 ºC que a 7 ºC o menos, lo mismo aplica para otros componentes de tu moto como los frenos o el motor, asegúrate de calentar bien las gomas y la moto antes de aventurarte a tomar las curvas como harías en cualquier otro día de verano, se prudente y maneja con mayor precaución que en un día caluroso, ten en cuenta la temperatura ambiente en todo momento y básico, ¡No te olvides de revisar la presión de los neumáticos antes de tomar camino!.

  • Mantén tu cuerpo caliente

Solemos dejar un poco de lado el tema de la vestimenta de invierno sobre todo porque somos un país con un clima fabuloso, la mayor parte del año, pero permíteme decirte que en esta época para nosotros los motociclistas el frío hace de las suyas, el viento y las bajas temperaturas empiezan a hacer estragos en nuestro cuerpo al tiempo que vamos conduciendo, los dedos de las manos y los pies se engarrotan y el choque constante del viento hace bajar nuestra temperatura muy rápidamente, esto nos empieza a incomodar y no nos deja pensar con claridad, mucho menos reaccionar como normalmente lo hacemos y se convierte en un riesgo importante al rodar; lo ideal es echar mano de infinidad de prendas técnicas o invernales, esas que van bien pegadas al cuerpo y no dejan que el calor escape y mantienen el sudor a raya para que no haga contacto con la piel.

Procura también cubrir las piernas, unos buenos guantes, calcetas largas y un balaclava o pasamontañas debajo de tu casco. Si no estas seguro de las ventajas de manejar calientito durante el invierno te sugiero que empieces con unos buenos guantes, de inmediato notarás la diferencia que hace el conducir con el equipo adecuado y manos calientitas.

  • Pocas horas de luz

Como seguramente sabrás en estos meses volvemos a nuestro horario habitual dejando atrás el de verano lo cual se traduce en menos horas de luz durante la tarde, y no, no te digo que no puedes rodar de noche pero ten presente que a menos luz, más riesgosa la conducción, asegúrate de cambiar la mica oscura y malota de tu casco por una transparente o en su defecto procura cargar siempre con la transparente por si tienes algún imprevisto y tienes que rodar por la noche, también puedes hacerte de unos lentes fotocromáticos, que tienen la capacidad de modificar su color en función con la luz exterior, claros en ambientes oscuros y viceversa, te recomiendo ampliamente probar con los 7 Eye fotocromáticos de PANOPTX especiales para motociclistas, ¡Son una maravilla!.

  • Mantente hidratado

Procura mantenerte bien hidratado, esto hará que tu cuerpo retenga durante más tiempo la temperatura, come bien y ligero, esto evitará que tu cuerpo utilice demasiada energía en la digestión y esté mejor preparado para mantenerte alerta ante cualquier situación que así lo requiera.

  • Limpieza

Recuerda mantener bien limpia la mica de tu casco y en lo posible aplicar algún tratamiento antiempañante para evitar que esto reduzca tu visibilidad, limpia tu moto lo antes posible, el frío provoca que la suciedad se endurezca mucho más rápido de lo habitual y luego te será más complicado tratar de retirarla sobre todo en las superficies cromadas.

  • Tip callejero

Este tip económico y rápido para mantener un poquito el calor en las manos durante rodadas frías, me lo compartió hace ya unos años mi querido amigo Don Alonso de la Vega, y él a su vez lo aprendió de riders experimentados nada más y nada menos que en el Circuito de las Américas en Austin TX en donde el pasó gran parte de su adolescencia y estoy seguro le hará feliz que yo lo comparta con ustedes, es tan sencillo como un par de guantes de látex o nitrilo (por aquello de las alergias), debajo de tus guantes de motociclista, una opción rápida, económica y fácil que igual te saca de un apuro; ¡Ojo! no es una opción permanente ni infalible, es más bien para sacarte del apuro una que otra vez.

Diviértete, ten más precaución de lo habitual, prepárate con el equipo adecuado para hacer frente a estas épocas, seguramente resultará en un gasto extra pero procura verlo más como una inversión a largo plazo, tu cuerpo te lo agradecerá mucho y tu experiencia mejorará exponencialmente. No permitas que rodar durante el invierno se convierta en una pesadilla gélida.

A %d blogueros les gusta esto: