fbpx

Viajar, comprar un carro, empezar a leer o leer más, ser más culto, aprender a tocar un instrumento, aprender un idioma, hacer ejercicio, mejorar hábitos, y el más común, bajar de peso, son algunos de los propósitos que hacemos al comer nuestras 12 uvas.

Aquí te dejamos todo lo que necesitas saber para dejar de tener pretextos y empezar el 2021 con la mejor actitud fitness.

Motivación, pretextos y realidades

“No hay nada imposible para aquel que lo intenta” (Alejandro Magno)

Se acerca un nuevo año y con ello todos los propósitos, que como siempre, nos cuesta un poco para mejorar algunas cosas o lograr objetivos y metas. Seamos sinceros, la mayoría de estos propósitos se quedan en puros deseos y ganas pasajeras de hacerlo.

¡Lo entendemos!

Sabemos que muchos de estos deseos pasados se vieron frustrados por la situación actual, sin embargo, había solución como el ejercicio en casa y preparar comida saludable desde la comodidad de nuestro hogar, sin embargo, una de las frases favoritas de todos es “luego lo hago” y ese momento, a veces, nunca llega.

¡Motívate, genera conciencia y compromiso con tu salud!

Conciencia y motivación

Muchas veces cuando escuchamos la palabra motivación, vienen a nuestra mente frases como ¡vamos!, ¡tú puedes!, ¡eres el mejor!, ¡si yo puedo, tú puedes!, y no es que no sea cierto, pero mantenernos en un nivel alto de optimismo es importante, más no es suficiente para iniciar.

En cambio, cuando generamos conciencia de cómo la situación en la que vivimos hoy en día puede afectarnos en nuestra salud, empezamos a asumir el compromiso y la responsabilidad con nuestro bienestar. Entonces, si combinamos optimismo y ganas de cambiar nuestro estilo de vida, empezaremos a generar nuestra propia motivación. Aquí te dejamos un ejercicio para que puedas entender cómo te sientes ahora y cómo querrás sentirte en el futuro.

Pregúntate lo siguiente…

  1. ¿Cómo me siento ahora con mi estado físico, de salud y hábitos de vida?
  2. ¿Qué tan satisfecho estoy con mis hábitos de alimentación y ejercicio actuales?
  3. ¿Qué tanto me gusta cómo me veo cada que me paro frente al espejo?
  4. ¿Qué tan importante es para mí generar un balance en cuanto a mi salud (mente, alimentación, movimiento, sueño y conexión)?
  5. ¿Qué tanto me doy la oportunidad de mejorar mi estado actual de salud / físico?

Escribe en una hoja cómo te gustaría verte y sentirte y responde esta pregunta, ¿Qué tan comprometido estoy conmigo mismo para realizar un cambio verdadero en mi estilo de vida?

Toma conciencia, tú salud no tiene vacaciones

Muchas personas optaron por dejar de comer saludable y dejar de hacer ejercicio físico, vacacionaron es esta contingencia, pues a la mayoría no le importa subir unos kilos demás y bajarlos después. La realidad es más complicada de lo que parece.

Malos hábitos

Los malos hábitos de vida (mente, alimentación, movimiento, sueño y conexión) no solo nos llevan a ganar unos cuantos kilos demás, también enferma nuestro cuerpo (no olvides leer los 5 pilares de la alimentación para saber más). Como los procesos que suceden dentro de nuestro cuerpo es algo que no podemos ver ni entender, no le damos importancia. Somos tan débiles que dejamos que la comida nos domine y hacemos las peores elecciones. Pensar que esto no me va a afectar más que en “como me veo” no es suficiente.

Enfermedades de hoy

Antes podíamos morir a causa de una bacteria, eso hoy en día ya no es tanto problema, los avances en la medicina han logrado prolongar la vida del ser humano, ¿te has puesto a pensar que vivimos más, pero estamos más tiempo enfermos? Así es, nuestra calidad de vida no es la mejor, ya que la mayoría de las enfermedades actuales son fácilmente prevenibles e incluso tratables, pero no le tomamos la importancia que debería.

Enfermarnos por malos hábitos no es cuestión de suerte, ni culpa del destino, es responsabilidad nuestra y de nadie más. Si saber que nosotros mismos jalamos el gatillo no es suficiente para querer hacer un cambio. Analiza qué tanto amor y respeto le tienes a la salud de tu cuerpo.

¿Placer o pretexto?

La mayoría de las personas tienen en su mente el pensamiento de que disfrutar de la vida es comer lo que más nos gusta, sin importar el valor nutrimental, y sí , tienen razón, existe una gran variedad de platillos deliciosos, pero ¿realmente nos benefician en nuestra salud? pensarlo es solo un pretexto, existen muchos placeres que nos permiten disfrutar, incluso comer sano puede ser delicioso o hacer ejercicio en la naturaleza puede ser una actividad bastante recreativa. Una vez cambiados los hábitos de raíz, puedes permitirte de vez en cuando lo que ahora consumes diario.

Recuerda que lo que es escaso se valora y se disfruta mucho mas.

¿Vas a permitir que un placer temporal dañe tu salud? Cambia la creencia de «disfrutar de la vida» es restarle importancia a tu bienestar. Te dejamos una lista de los pretextos más comunes para que empieces a darle solución a cada uno y que tus propósitos de año nuevo dejen de ser solo intentos de querer mejorar.  

Problemas / Pretextos
No me gusta cocinar.
No me gusta hacer ejercicio en casa.
No tengo dinero.
Soy muy ansioso.
En mi casa todos comen mal.
No tengo tiempo.
Estoy trabajando todo el día.
Estoy muy cansado.
Empiezo con motivación, pero la pierdo muy rápido.
Bajo de talla, pero no de peso.
No me gustan las verduras.
No me gusta que me limiten ni me digan qué hacer.
Si me salgo del plan, prefiero abandonarlo.
Ya intenté todo, pero nada me sirve.
Prefiero una solución rápida.

Estos son algunos de los muchos ejemplos de pretextos que pueden existir. Analiza si ¿realmente son un impedimento para empezar un cambio?, ¿se trata de situaciones apocalípticas que te impiden lograr tus objetivos?, y por último, ¿te limitan las situaciones o te estas limitando tú?

Encuentra soluciones y empieza a poner acción hoy para que mañana empieces a ver un cambio. La mayoría de la gente se queda en el “yo quiero” y pocos pasan a “lo estoy logrando”. Decide a cuál quieres pertenecer, la decisión es tuya.

  1. Fracaso: Seguir parado en el mismo lugar teniendo deseos sin cumplir como cada año.
  2. Victoria: Moverte y ser de los pocos que realmente hacen / logran las cosas.

“Preferiría vivir una vida corta y llena de gloria, que una larga sumida en la oscuridad” (Alejandro Magno)

A %d blogueros les gusta esto: