fbpx

En CODEMAG sabemos lo importante que es conmemorar el triunfo y el éxito del talento que ha dirigido el mundo de la moda. Pierre Cardin, diseñador de moda francés, vives en el corazón de París.

Pionero del Prêt-à-porter

Pietro Costante Cardin, mejor conocido como Pierre Cardin, nació el 02 de julio de 1922 en la ciudad de Véneto, Italia. Llegó a Francia a los dos años de edad convirtiéndolo en su hogar, desde muy temprana edad se encontraría atrapado por el mundo de la moda y con tan solo 14 años de edad se convertiría en aprendiz de sastre.

Fué hasta el año 1945, cerca de sus 23 años, que Pierre se trasladó a la capital de la moda, París, buscando oportunidades económicas y el estudio en arquitectura. Comenzó a trabajar con Jeanne Paquin, sin imaginar que este sería el inicio de una fructífera carrera en la industria de la moda y que se colocaría como un icono importante dentro de ella.

Trabajó para Elsa Schiaparelli, y después con Christian Dior en 1947, volviéndose su jefe de atelier. En 1950 buscó una oportunidad en Balenciaga y al serle negada, tomó el reto de abrir su propia casa con éxito en 1953 y así incursionaría en el mundo de la alta costura.

Pionero en todo

Visionario, con un gusto exquisito. Pierre lo inventó todo, desde la implementación de nuevos materiales, el uso de las líneas geométricas, hasta la disruptiva idea de la moda unisex (moda para ambos sexos), ignorando muchas veces la silueta natural femenina, Cardin creaba vestidos con aros, vuelos, hombreras y todo aquello que pareciera que venía del espacio.

Fue el primero en llevar a Asia, así como a muchos otros países su concepto de moda, haciendo de su firma un imperio, llegando a otros mercados con accesorios, perfumes, cigarrillos e incluso colaborando con American Motors, creando el Cardin Jaballins, el primer auto con interiores de diseñador.

Con significado importante en la industria de la moda, Pierre fue pionero en crear el Prêt-à-porter (moda lista para llevar) algo así como lo la “fast food” de la moda, esto implicaba la fabricación en serie de algunos de sus diseños, lo cual reducía costos y lo ponía al alcance de más consumidores, siendo el primero en el mundo en contratar una sección en almacenes de ropa para exhibir y poner a la venta sus colecciones, lo que le costó en 1959, ser expulsado de la  Chambre Syndicale, por corromper los estándares de exclusividad de la alta costura, aunque rápidamente fue reintegrado, él mismo la abandonó en 1966 para crear el Espace Cardin, (espacio del cual se sentía muy orgulloso, para exhibir sus propias colecciones, volviéndose una catapulta del nuevo talento) inaugurando con éxito en 1971. 

Cardin, también fue el primero en poner a hombres a lucir sus diseños en los desfiles de moda, abriendo una nueva faceta de la industria. Se le atribuyen muchas otras cosas, los bubble dresses como las mini y maxi faldas, las faldas al muslo combinadas con largos abrigos, fue el primer diseñador en aparecer en la portada de la revista Time a los 54 años, siendo uno de los primeros en hacer pasarelas privadas y su propio museo llamado “Past-Present-Futur”en Saint Ouen, Francia.

Distinciones y títulos

Este distinguido diseñador no solo marcó un siglo con su legado de 70 años contribuyendo a la moda, también recibió algunas distinciones entre las que se encuentran las siguientes: Caballero de las Artes y Letras, Comandante de la Orden del Mérito, Orden del Mérito (Ucrania), Orden de la amistad, Comendador de la legión de honor, Orden de Francisc Skorina, Embajador de la FAO y en Febrero de 2020 recibió su estrella, en el paseo de las estrellas de Palm Springs como diseñador futurista.

Pierre no dejó de aportar a la industria, pues como él mismo decía “Trabajar es mi razón de ser y existir”, finalmente y aún activo como diseñador y empresario, el 29 de Diciembre de 2020, murió en un hospital americano de Neuilly, al oeste de París, dejando un legado importante en la moda, una prestigiosa firma con su nombre, algunos hoteles y restaurantes de su propiedad, su museo y una propiedad que fue el castillo del Marqués de Sade y que Cardin utilizó como escenario de artes y desfile de modas.

Iniciamos este prometedor año de luto, con el fallecimiento de este genio fashionista, sin duda las futuras generaciones quedan privadas de nuevas creaciones de Cardin, pero siempre queda el consuelo de su legado plasmado en la historia que ha inspirado a muchos y seguirá siendo fuente para los nuevos talentos.

A %d blogueros les gusta esto: