fbpx

Si damos un giro alrededor del mundo y caemos en Grecia, un país en el que no solamente disfrutamos de las hermosas playas y ruinas de una de las civilizaciones más importantes de la historia, sino que, además es casa de una gran bebida tradicional, se trata del OUZO, la bebida helénica de tonos anisados y aromas de cardamomo, clavo y regaliz que podrás disfrutar durante las comidas y en reuniones familiares o con amigos.

Directores de cine excéntricos

El ouzo esta hecho a base de uvas, anís, alcohol y azúcar. Se hace prácticamente en toda Grecia y a través de técnicas bastante artesanales. Su graduación alcohólica es bastante alta, variando desde 37 a 50 grados.

El Ouzo, por lo general, se bebe puro, apenas con unas piezas de hielo. A otros les gusta servirlo con un chorrito de agua para alivianarlo ligeramente. Al hacer esto, el líquido toma un color blanquecino bastante peculiar. Suele brindarse con él en bodas o para celebrar el nacimiento de un bebé.

Origen del Ouzo

Su origen es algo confuso. Se dice que se creó a principios del siglo XIX en Tyrnavos, una localidad griega ubicada al noreste del país. Hay quienes aseguran que se inventó en la isla de Lesbos, lugar donde hoy día se concentra la mayor parte de su producción.

Existen sitios dedicados al servicio de este licor, llamados “ouzerí”. Casi en todas las localidades hay algún establecimiento de este tipo, en los cuales también se sirven platos típicos griegos.

Para que la bebida espirituosa anisada tenga la denominación de Ouzo, deberá:

+ Ser producida exclusivamente en Grecia.

+ Obtenerse por mezcla de alcoholes aromatizados por destilación o maceración con semillas de anís, eventualmente de hinojo y de otras semillas, plantas o frutas aromáticas; el alcohol aromatizado por destilación deberá representar por lo menos el 20 % del grado alcohólico del Ouzo.

+ Ser obtenido por destilación en alambiques tradicionales discontinuos de cobre con una capacidad igual o inferior a 1000 litros,

+ Tener un grado alcohólico que no sea inferior a 55 % vol. ni superior a 80 % vol.

+ El Ouzo deberá ser incoloro, con un contenido en azúcar igual o inferior a 50 g por litro.

Un buen Ouzo es aquel que soporta los cambios de temperatura y que puede pasar años sin perder la calidad y el sabor original del mismo.

Si en algún momento se da la oportunidad de visitar el país helénico, no dudes en probar este tradicional licor que deleita a nativos y turistas.

Esta nota te podría interesar Agua de manantial, las mejores

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: