fbpx

El cuerpo humano es una gran máquina en donde cada órgano tiene una determinada función (además de que están relacionados entre sí), por lo que si alguno falla, el funcionamiento de todo el organismo se puede ver afectado. Es ideal mantenernos en un estado homeostático (equilibrio entre todos los sistemas del cuerpo) y evitar cualquier factor que corrompa ese equilibrio para no tambalear la estructura y buen funcionamiento de nuestro organismo, por ello es importante aprender sobre la nutrición y su función pulmonar.

Los pulmones permiten oxigenar todo nuestro organismo mediante un intercambio gaseoso, en donde obtienen oxígeno mediante el proceso de respiración, uniéndose a los glóbulos rojos, al obtener oxígeno, el torrente sanguíneo expulsa el dióxido de carbono a los pulmones y de ahí hacia el exterior en cada exhalación.

Astrid Arellano, Licenciada en Nutrición, realiza esta gran aportación sobre la importancia de la nutrición y su función pulmonar.

“La calidad de tu respiración expresa tus sentimientos más profundos.»

Existen una gran cantidad de enfermedades que alteran nuestra funcionalidad pulmonar, desde el enfisema pulmonar, el asma, convirtiéndose en cáncer pulmonar con un cuadro más grave. Para evitar éstas enfermedades tenemos que tener un gran cuidado en nuestra salud, desde nuestros hábitos hasta nuestra alimentación.

Hábitos que afectan nuestra función respiratoria

Sedentarismo

Mantener activo al cuerpo, permite que éste reciba más cantidad de oxígeno y eliminas mayor cantidad de dióxido de carbono.

Tabaquismo

La nicotina que contiene los cigarrillos son tóxicos para nuestros pulmones, provocan que nuestros funciones empiecen a trabajar en menor calidad. El tabaco mata células de nuestros pulmones, y mientras ese vicio continúe, el daño se hará cada vez más grande y grave llegando a un punto que puede ser irreversible.

Descuidarse en climas fríos

Cuando el clima es muy frío pero no te cuidas adecuadamente, expones a tu organismo a tener gripa o algún otro virus que afecte a las vías respiratorias, dejando vulnerable nuestro organismo.

Contacto con agentes extraños

Cuando estamos en un medio en donde hay muchos agentes extraños en donde al inhalarlos podamos generar alguna reacción alérgica. Es importante tener nuestras superficies libres de polvo, ya que nuestro organismo es muy susceptible a aquellas cosas que son extrañas y no las reconoce.

Mala alimentación

Una alimentación en base a sustancias que pueden considerarse oxidativas, puede perjudicar no sólo nuestra salud pulmonar, sino también a todo nuestro organismo. Aquellos alimentos ricos en antioxidantes, vitamina C y E, son una gran fuente para fortalecer nuestros pulmones, además de controlar la ingesta de azúcares, puede ser una gran estrategia para mejorar y fortalecer nuestro sistema respiratorio.

Nuestro cuerpo es único, no tiene reemplazos

Es nuestro deber cuidarlo al 150% ya que sólo tenemos uno para toda nuestra vida. Desde hábitos de higiene, actividad física y nuestra alimentación, ya que de ella obtenemos aquellos nutrimentos que fortalecen a cada célula de nuestro organismo y nos brindan la energía necesaria para llevar a cabo nuestras actividades cotidianas. 

Estos nutrimentos los podemos encontrar de manera natural en los alimentos, por lo que no hay que recurrir a la industria para poder conseguirlos, pero de nada sirve que comas saludablemente si, además, tienes otros hábitos  que contrarrestan la buena alimentación, me refiero, principalmente al tabaquismo.

Tabaquismo, enemigo de la salud pulmonar

El tabaquismo es una adicción, al principio genera un estado de bienestar, pero provoca una sensación de que cada vez necesitas más para poder sentirte bien, haciendo de esto un ciclo difícil de parar ya que la nicotina provoca ese efecto.

Ésta adicción aunque  parece inofensiva, causa muchos estragos a nivel pulmonar. Imagínate que en lugar de respirar aire puro, respiras puro químico. Según la OMS, el humo de cigarro contiene más de 2000 químicos, de los cuales 250 de ellos son nocivos y 50 son cancerígenos. Aunque puedas decir que son la cuarta parte de los químicos, una cantidad no muy significativa, nos causan daño y no sólo a los fumadores, su daño es igual o incluso mayor en personas que inhalan el humo del cigarro y que no fuman, por lo que no es sólo cuidarte a ti, es cuidar la salud de las personas que están a tu alrededor.

Se ha estimado que a nivel mundial, en el año 2020 hubo dos millones de casos de cáncer de pulmón, de los cuales 7 mil 811 son casos de México y  6 mil 733 fueron muertes por cáncer. Lo lamentable de éstas estadísticas, es que gran parte de éstos valores pueden ser prevenibles o incluso curables con buenos hábitos, si tan sólo dejarán esos hábitos del tabaquismo antes de padecerlo o incluso cuando ya se padece la enfermedad, sería de gran ayuda con su tratamiento, pero aun así hay personas que, aun cuando saben que su salud respiratoria está comprometida, siguen con esas conductas dañando el proceso.

Una vida larga y de calidad dependerá de como cuides tu cuerpo y que hagas con esa máquina que se te dió, está en tu poder darle el perfecto mantenimiento para que puedas tener una vejez de calidad, sin tener grandes problemas de salud ¡Está en ti el lograr que tu vida y tu salud sea tal cual quieres que sea! Hay algunas enfermedades que no siempre son causadas por uno mismo, pero depende de nuestra actitud y  compromiso para que el tratamiento funcione en su totalidad.

Esta nota te podría interesar Día Mundial SIN DIETAS

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: