fbpx

La mejor época deportiva del año termina con el mejor espectáculo que nos puede otorgar el deporte de las tacleadas. Para ser la mejor liga del mundo en cualquier deporte debes tener disciplina, seriedad, talento e inversión, receta que le permite a la NFL otorgarnos 17 semanas al año del mejor deporte que podemos disfrutar.

En la AFC  nadie le puede hacer sombra a Kansas y eso que los Steelers se mantuvieron invicto gran parte de la temporada, pero no todo es MahomesReed y compañía, tenemos que hablar del otro lado, donde todos los ojos se fijarían en la veterinaria y la juventud que intentara detener la flecha de Kansas.

“¡Toto, creo que ya no estamos en Kansas, estamos en Tampa»

El Mago de Oz

Iniciando la temporada, sólo podíamos sentirnos seguros de algo, Kansas City Chiefs serían los contendientes favoritos representando a su división, buscando un bicampeonato con el que gestar una dinastía que podría perdurar mucho tiempo.

Basados en el talento y fuerza mental de la nueva joya de la liga Patrick Mahomes, que después de verlo jugar unas temporadas en la elite total, no dejo de pensar qué hubiera pasado si hubiera preferido el béisbol como su padre.

Cabe la posibilidad que se fura el mejor shortstop en el rey de los deportes, ¿se imaginan ver al sucesor de Derek Jeter?

El mariscal de campo perfecto

Esta temporada Tom Brady trató de demostrar que se ha ganado su lugar en la santísima trinidad del deporte junto a Jordan y Federer,

Aaron Rodgers, el prototipo ideal del mariscal de campo perfecto fue borrado del inconsciente colectivo de esa fanaticada por Brett Favre. Por último Russell Wilson, antes de Mahomes, era el mejor pagado de liga.

Siempre hay un espacio en el corazón y en el fantasy para los Seahawk’s, después una larga lista de medianía Dak ZekeLamar JacksonJared GoffCarson Wentz y más.

Sin darnos cuenta, pasaron un total de 256 juegos, la mayoría sin público, pero con un aparato mediático como ninguno.

Ha inicio la tercera década del milenio y en su temporada de celebración de 100 años podríamos entender que no hay nada que nos pueda sorprender en esta liga.

Sensación que se renueva temporada a temporada, partido a partido y esto se lo debemos a la seriedad y metodología de trabajo donde todos deben ser competitivos, los ejemplos son muy claros, Cleveland y Buffalo ahora ya están ganado aficionados por lo bien que jugaron este año.

¡Que ironía!, mientras en el fútbol avanzan los malos, en la NFL le dan oportunidad a los que se esfuerzan para competir por el Trofeo Vince Lombardi.

Aún nos queda la satisfacción de tener 6 partidos de comodines en un fin de semana, sin tener que cambiar el canal para ver los marcadores, un juego tras otro. ¡Gracias NFL!

Resumen de las contiendas

Cleveland retirando al Big Ben, Bills regresando a postemporada 17 años después, Washington poniendo en peligro la promesa de Brady de llevar a un equipo por primera vez a disputar un Super Bowl en su estadio.

Llegamos a las finales de conferencia, la más mediática fue el Brady vs Rodgers, no importaba quién ganara, si Brady se coloca un escalón más cerca de la inmortalidad o Rodgers antes del retiro se va con otra oportunidad de ganar un anillo más que merecido,

Hubo satisfacción al ver a dos salones de la fama en plenitud, el quarterback más ganador vs el quarterback más talentoso de la historia.

Kansas, invencible

Regresamos al inicio de esta historia, Kansas empieza a ser el equipo odiado que toma le estafeta de los Pats.

Acabaron con los Buffalo cuando quisieron y sobre todo sin exponer a su joya.

¿Comenzará una nueva dinastía o el efecto Brady en Tampa, hará que muchos acepten que es el más ganador de su clase? Aclaro, el mas ganador, no el mejor de la historia, ese lugar ya tiene puesto Joe Montana. ¡El 7 de febrero lo descubriremos!

No hay que perder de vista el último capítulo de nuestra seria favorita, esta vez musicalizada por The Weeknd, ¿En serio no hay algo que no haga mal la NFL?

A %d blogueros les gusta esto: