fbpx

Para algunas personas, comer bien puede ser algo extremadamente difícil de hacer. Es fácil entrar en la rutina de comer comida rápida o saltarse comidas debido a las limitaciones de tiempo o simplemente por estar demasiado ocupado con otras cosas de la vida. Comer alimentos saludables y nutritivos de forma regular es fundamental para que tu cuerpo funcione correctamente

También es importante asegurarse de ingerir la cantidad adecuada de calorías para tu tipo de cuerpo y estatura. Comer demasiado puede provocar un aumento de peso, mientras que comer muy poco puede debilitarte y correr el riesgo de desnutrición, lo cual es malo para la salud de diferentes maneras.

«La meditación nos enseña a ignorar las distracciones y a enfocar nuestra atención en lo que queremos enfocarla” 

-Daniel Goleman

Puntos importantes

Importa mucho la procedencia de las calorías, Por ejemplo: no es lo mismo 100 kcal. de alimentos con densidad nutrimental (vegetales, tubérculos, carnes), que 100 kcal. de alimentos procesados (cereales de caja, galletas u otro snack). Otro punto importante es que el peso corporal es solo un parámetro más dentro del gran universo que es la nutrición.

La Meditación y su papel fundamental en el cambio de hábitos

Muchas veces, las señales de saciedad y hambre se ven afectadas por un nivel muy alto de estrés, lo que provoca que comamos más o hagamos peores elecciones de alimento. La vida rápida que llevamos, y que ejemplificamos en el primer párrafo, provoca grandes niveles de estrés y puede desencadenar un descontrol en nuestros hábitos de alimentación.

La meditación puede ayudar a controlar el estrés, controlar la hipertensión arterial, dormir mejor, logra un equilibrio y conexión (pilares importantes en la salud).

¿Qué es la meditación?

Ha existido durante miles de años, recientemente es más aceptada en la cultura occidental. En 1927, el título “libro tibetano de los muertos” captó la atención de muchos occidentales y comenzaron a tener mayor interés en la práctica de la meditación. Es importante tener en cuenta que la meditación no es específica de alguna religión; puede practicarla cualquier persona que esté interesada en mejorar su salud física y mental. Generalmente se divide en tres componentes principales: respiración, visualización y atención plena.

¿Cómo empezar a meditar?

Es una buena forma de entrar en contacto con tu mente. Una recomendación que podemos hacerte, es que reserves tiempo todos los días para meditar, al menos diez minutos (poco a poco podrás ir aumentando el tiempo, la clave es no desesperarte y mantenerte concentrado en tu presente). Muchas personas encuentran difícil esta técnica al principio porque luchan por enfocar su atención en una sola cosa o muchas cosas a la vez. Intenta comenzar concentrándote en tu respiración o elige un objeto que puedas mirar frente a ti.

¡Con la práctica podrás ir mejorando y podrás ir teniendo mayor dominio de tu mente!.

Beneficios para la salud física y mental

  • Reduce la actividad de los centros cerebrales del ego. Según estudios de la Universidad de Yale, la meditación mindfulness reduce la actividad de la red cerebral responsable de los pensamientos autorreferenciales.
  • Ralentiza el envejecimiento cerebral. Un estudio de la Universidad de California, Los Ángeles, encontró que las personas que meditan a largo plazo tienen mayores beneficios.
  • Ayuda a controlar la depresión y ansiedad. (Universidad de John Hopkins)
  • Mejora la memoria y concentración.
  • Disminuye el estrés.
  • Reduce la sensación de dolor.
  • Mejora las habilidades sociales.
  • Mayor control del ritmo cardiaco (Korean Association of Genuine Traditional Medicine)
  • Reduce el riesgo de Alzheimer y muerte prematura. Según un estudio de la revista Brain, Behavior and Immunity, con solo 30 minutos al día de meditación se reducen considerablemente estos padecimientos, al igual que las enfermedades cardiovasculares y la depresión.

Toma en cuenta esto:

Una dieta sana y equilibrada es importante para tu salud física, pero también puede hacer maravillas en tu salud mental. El consumo regular de alimentos como verduras, frutas, nueces, frijoles y proteínas de calidad (especialmente el salmón) se ha relacionado con tasas más bajas de depresión.

Si agregamos a nuestros hábitos la practica de la meditación, entonces podremos optimizar los resultados que queremos, ya que una mente controlada, es fundamental para poder iniciar y/o seguir un camino lleno de obstáculos, retos, altibajos, disciplina y mucho aprendizaje.

«Meditar es cultivar nuevas cualidades y cultivar nuevas formas de ser.«

Jon Kabat-Zinn


¡Cuéntanos como empezaste a meditar!.


Esta nota te podría interesar Equilibrio y bienestar en tu salud

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: