fbpx

El Cocuy es un destilado originario de Venezuela, obtenido a partir del procesamiento del tallo homónimo, cabeza o cormo de la especie vegetal “agave cocui”, planta autóctona del trópico seco suramericano, extraída por los campesinos artesanos de la vegetación natural principalmente en los estados Lara y Falcón.

Con una graduación alcohólica entre 50% y 56% (directo de la penca) y 50% (máximo permitido por normas), es una bebida espirituosa que llaman “el licor genuinamente venezolano”. De acuerdo a las características de la zona dónde se lo elabora, aporta notas aromáticas y gustativas muy especiales.

«Echarse un camarón.»

(Frase venezolana que alude a la siesta que se toma a escondidas durante el trabajo)

El destilado venezolano de sabores especiales

Pocos conocen que el Cocuy genuino es realmente un licor muy exclusivo. La planta de la cual se elabora, es una especie con un sistema reproductivo que dificulta su cultivo extenso lo cual reviste una limitación importante para su producción en grandes cantidades. Por ello, el agave tarda aproximadamente unos ocho años en llegar a la madurez necesaria para poder ser utilizada en la elaboración del destilado.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Conoce la elaboración del Cocuy

Afeitado, horneado y ahumado

Se elabora de forma artesanal, a partir de la penca, cabeza o piña obtenida después de la remoción de las hojas el agave cocui, esta se hornea y ahúma, generalmente en hornos artesanales elaborados al ras del suelo, recubriendo las paredes y fondo del horno con piedras de río, sobre las cuales se apilan las cabezas, que se cubren totalmente con las hojas cortadas del agave. Las piñas se hornean y ahúman con leños del aromático cardón y de cují a fuego lento.

Enfriamiento, trituramiento y prensado

Transcurridos de tres a cuatro días en el horno se remueven las pencas, se trozan y se exprimen utilizando un mazo y una cuba de madera, en la mayoría de los casos, también se utilizan trapiches mecánicos o prensas.

Fermentación

Los jugos obtenidos son sometidos a un proceso de fermentación utilizando en la mayoría de los casos, levaduras silvestres; en el proceso de fermentación los azúcares del jugo serán convertidos en alcoholes y otros elementos. Una vez que se ha completado la fermentación, los jugos son introducidos al alambique o destilador para obtener el licor.

Destilación y rectificación

Los productores suelen realizar la destilación en alambiques artesanales que constan de un ollón o caldero, un rectificador y un condensador. Los alambiques suelen ser de acero o latón, acero inoxidable o cobre, (emulando al alambique introducido durante la colonización española). Durante la destilación se obtiene una bebida espirituosa de color transparente con un aroma y un bouquet muy característico del licor del agave, de alta graduación alcohólica con una calidad de alcoholes de acuerdo a las características propias del proceso que cada productor desarrolla del sistema de fermentación que utiliza de la zona de dónde proviene la planta y del alambique utilizado, con características un poco similares al tequila y al mezcal que se producen en México con especies de plantas parecidas.

Filtrado

El primer líquido que se obtiene en la destilación es llamado “cabeza” o “pringote”, tiene un alto grado de alcoholes y otros elementos no deseados y en algunos casos es utilizado como fertilizante o para su uso tópico, con intenciones terapéuticas. Luego de algunos minutos, comienza a salir un fluido denominado “cuerpo” o “corazón”, y es colectado hasta los 50 grados de alcohol, máxima graduación permitida en las normas venezolanas para el Cocuy. El siguiente fluido se conoce como “cola” y no es apropiado para el consumo humano. El destilado, producto del condensado es filtrado a través de una malla fina o liencillo que separa los residuos, impurezas o restos vegetales.

Embotellado o envasado

Una vez destilado el Cocuy puede embotellarse o, puede ser macerado con porciones de agave y otros elementos botánicos o puede ser añejado en barriles de roble, obteniendo un líquido de color ámbar propio de los procesos de añejamiento, lo que le brinda al licor mayor redondez y armonía.

Echarse las bolas al hombro

(Frase para denotar que una persona es floja o perezosa)



Sin duda un destilado bastante fuerte y muy peculiar, es por ello que los venezolanos están esforzándose para que el Cucuy sea convierta en el licor representativo de su país. Y tú ¿lo probarías?


Esta nota te podría interesar Las bebidas más extrañas del mundo

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: