fbpx

The Social Dilemma es un documental recién estrenado en Netflix en el que se aborda la obscura verdad de las redes sociales, una verdad que lleva años siendo abordada por expertos pero que parecía estar limitada a foros especializados en tecnología, el modelo de negocio de las redes sociales esta pervertido, cuando tu eres el producto todo se vale con tal de que te tengan viendo el celular y mientras los usuarios no nos demos cuenta, ¡El cambio no va a suceder!.

Internet en cifras:

Cada minuto se realizan 1.3 millones de logs en internet, se ven 4.7 millones de video en youtube, se ven 694,00 fotos, 194,000 mil personas mandan un tweet y esto por decir solo algunas de las cosas que suceden en internet.

Muchas de las plataformas que usamos son “gratis” para los usuarios, esto significa que todo lo que hacemos es pagado por alguien de alguna forma, te has puesto a pensar ¿Cómo estas grandes empresas logran mantener su operación? La respuesta es cuando no parece que exista un producto es porque ¡tú eres el producto!.

¿Cómo funciona el modelo de negocio de las redes sociales?

Comencemos por entender cómo hacen dinero las empresas que “no te cobran”, normalmente la respuesta es vendiendo espacios publicitarios para las marcas, esos espacios son subastados dependiendo el tipo de persona al que quieren llegar, la atención que le van a poner y cuántas empresas quieren ofertar por ese momento de tu atención, todo esto sucede en microsegundos en forma automática y constante mientras tu subes la foto de tu ultima hazaña en la red.

Para que esto suceda, las redes sociales cuentan con algoritmos de inteligencia artificial que aprenden de ti, que están todo el tiempo analizando cuánto tiempo viste una foto, a quién sigues, qué tipo de contenido te gusta, qué tipo de contenido ignoras, cómo, cuándo y dónde usas el internet para poder aprender y ofrecerte contenido personalizado y con alta probabilidad de llamar tu atención, ¡Ahí está el negocio!.

Al final del día y por simplificarlo, las empresas de redes sociales se rigen por 3 grandes métricas:

  1. ¿Cuánto tiempo logran engancharte durante el día?
  2. ¿Cuánta atención le pones a la publicidad que te van introduciendo a través del tiempo?
  3. ¿Cuánto compras derivado de la publicidad que te sigue todo el tiempo?

Al igual que cualquier negocio, año tras año se busca crecer y para crecer hay que vender más por lo que es necesario tener más atención de la gente, tener publicidad más eficiente y lograr ofrecerles a las marcas un mayor retorno de inversión de su dinero.

Este proceso que vende atención, está disponible para cualquiera. Cuando lo pensamos desde la óptica de una marca que vende productos, no suena tan mal ¿O sí?, ¿qué hay de venderle productos de alto contenido de azúcar a niños ó vender productos maravillosos que no funcionan a gente de la tercera edad? y ¿Qué hay de polarizar a la población mostrando opiniones extremistas para hacernos pensar que un tema debe gustarnos?, ¿qué pasa cuando nos dicen que vacunarnos es malo o que la tierra es plana, que existe una conspiración para mantenernos en casa y que el COVID-19 no existe?, ¿qué pasa cuando lo único que aparece en redes sociales es gente que reafirma esas ideas, eventualmente nos convencerán?, ¿nos harán dudar?.

Este documental contiene la opinión de expertos que fueron parte de la creación de Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat entre otras, y nos comparten la preocupación del uso de este modelo para otros fines, así como las consecuencias sociales que pueden tener. Es tan importante el tema que el congreso de EE.UU. citó a Facebook a declarar sobre la influencia que tiene esta red social junto con Rusia en las elecciones presidenciales pasadas en Estados Unidos de América.

¿Qué lecciones nos deja este documental?

1.- Digital Twins y look alikes

Empresas como Facebook guardan toda la información que tienen de ti, es un mito que es de su interés vender tu información, al contrario, es su más valioso activo, pues con ese conocimiento desarrollan un gemelo digital tuyo, eso es inteligencia artificial que trata de comportarse como tú en cuanto a qué contenido te puede llegar a gustar. Cada que tú decides, van refinando esa inteligencia artificial lo que les permite cada vez más tener algoritmos super personalizados y certeros basados en el histórico de tus comportamientos, la probabilidad de que algo te guste porque es similar a cosas que ya te gustan y en el comportamiento de personas con decisiones similares a las tuyas. Entre más decides más conocen de ti.

2.- La verdad no existe en redes sociales.

Como el algoritmo de Facebook es personalizado y esta basado en preferencias, uno de los grandes defectos es que al final del día dos personas similares con contextos similares en ciudades similares pueden estar leyendo cosas totalmente diferentes. Al no existir ninguna responsabilidad de las redes sociales de validar que el contenido que hay en la red es real, te pueden bombardear de fake news hasta hacerte creer que algo es real. En donde tu realidad dependerá de la información que te tocará leer de acuerdo al algoritmo. Es como si abrieras Wikipedia para buscar la definición de algo y la respuesta que te aparecerá será distinta a la que le puede aparecer a otra persona. Ambos estarían diciendo que tienen razón, sin embargo, tal vez ninguno de los dos la tengan. Qué peligroso es que no tengamos una autoridad que regule que lo que leemos es cierto, hace falta crear los mecanismos para filtrar la verdad.

3.- Neurociencia aplicada al comportamiento humano

Una de las disciplinas que más se trabaja en redes sociales es sobre modificar comportamientos humanos y convertirlos en hábitos. No hablamos de grandes cambios, sino de pequeños, imperceptibles, que poco a poco nos orillan a que todos los días estemos programado para abrir el celular y ver las redes sociales.

Con el paso del tiempo, varias empresas usan el conocimiento de las neurociencias para saber en que momento mandar una notificación avisándote que una persona que te interesa subió un nuevo contenido o que alguien opinó sobre tu ultimo post para que quieras verlo o leerlo. Estas compañías han creado un modelo que premia la adicción en sus usuarios de forma gamificada. Sin darnos cuenta, en los últimos 10 años hemos cambiado nuestro comportamiento hasta llegar al extremo de dejar tu cartera en casa pero no tu celular. Un día sin revisar tu celular provoca lo mismo que un adicto a el azúcar sin su chocolate diario.

4.- Inteligencia artificial al servicio de las marcas y no de las personas

Quien paga son las marcas, los algoritmos de Facebook y otras redes sociales no están enfocados en acercarte contenido que es bueno para ti, están enfocados a acercarte contenido de acuerdo al mejor postor. No es casualidad que te aparezcan en tu muro notificaciones de cierta fracción de tus “amigos” y que la publicidad que te aparece se sienta natural. Todo esta fríamente calculado, cuando un amigo habla de su viaje a Cancún e inmediatamente te aparece una publicidad para que compres una casa de playa, todo es parte de un experimento para saber si viendo las vacaciones de otra persona te animas a comprar algo para ti. Es como si tus amigos te lo estuvieran recomendando sin que ellos lo sepan.

5.- El uso ético de los datos

No existe un regulador que impida que alguien use las herramientas de las redes sociales para hacer propaganda. Cualquiera que pague puede poner cualquier mensaje a quien sea que este conectado. Ejemplo: Alguien puede seleccionar una población específica y pagar para que le llegue publicidad con fake news.

6.- El impacto social de las redes sociales en el mundo

Las redes sociales ya son el principal medio de información pero también de desinformación. Es un arma que tiene muchos usos perversos. El caso que menciona la película es la influencia que tuvo el gobierno ruso en hacer campañas para promover la campaña del presidente Trump y además de insertar contenido del modelo socialista en todo América Latina. ¿Cuánto pesa en nuestro discurso un artículo que vemos en Facebook?, ¿qué pensamos cuando vemos a amigos y otras celebridades que hablan del tema y solo se muestran opiniones con un mismo punto de vista?. Sin darnos cuenta solo estamos escuchando un lado de la noticia, esto esta polarizando a la humanidad.

7.- Los peligros del futuro para los jóvenes

No queremos sonar extremistas pero la humanidad lleva años monitoreando un concepto conocido como la singularidad; cuando las máquinas tengan más capacidad de cómputo que el cerebro de las personas, las películas como Terminator hablan de una super inteligencia que nos superará y que terminará llegando a la conclusión de que las personas somos nuestro peor enemigo, monitoreamos ese momento porque se asocia al fin de la humanidad como la conocemos.

La película habla de otro momento crítico en la humanidad de igual importancia, el momento en el que la Inteligencia artificial supera las debilidades de las personas y es capaz de explotar la forma en la que funciona nuestra mente. Nuestra capacidad de volvernos adictos, nuestra capacidad de ser influenciados sin darnos cuenta, la capacidad de controlarnos hacia el interés del mejor postor.

Esta batalla es de extrema importancia para nuestro futuro, ¿Cómo esperamos que los jóvenes puedan “competir mentalmente” contra un ejército de personas con presupuestos casi infinitos y algoritmos programados para volverlos adictos a redes sociales, a controlar el comportamiento?.

¿Cómo combatir un ejercito de fake news que va moldeando la opinión de nuestros jóvenes hacia el interés del mejor postor, sistemas políticos o movimientos sociales?. Si esto fuera una novela, es una nueva versión de “The Walking Death”.

¿Qué podemos hacer?

  • Los expertos recomiendan que los jóvenes no deben tener redes sociales antes de que entren a la preparatoria o la secundaria, aseguran que ya es bastante dura para que le agreguemos el estrés de las redes sociales.
  • Sigue a personas con las que no concuerde tu opinión, eso te dará una visión más amplia y tendrás información un poco menos parcial
  • Busca los contenidos y evita seleccionar las sugerencias, esto hace que el algoritmo no pueda validar si sus recomendaciones están siendo acertadas
  • Abre el debate con tus conocidos, ten charlas abiertas del internet, encontremos ese punto donde podemos construir una definición de la verdad
  • Apaga las notificaciones, no quieres programar tu cerebro para que cada que vibre la bolsa de tu pantalón tengas que sacar el celular. Cambia el juego y deja de ser el ratón de laboratorio
  • Apaga tus redes sociales de vez en cuando. Sal más, ve el mundo, comprendemos que es difícil decirte que abandones las redes sociales pero un descanso de vez en cuando te hará bien

¿Que te pareció todo este tema, ya viste el documental?

A %d blogueros les gusta esto: