fbpx

Encontrar equilibrio en tu interior como en tu exterior requiere de conocimiento y por ello te compartimos información de gran utilidad para que sepas lo que requiere tu cuerpo en tema de grasa y músculo para poder funcionar adecuadamente y no caigas en los extremos como la obesidad o la delgadez.

La obesidad a lo largo del tiempo

Hace años se consideraba a una persona que presentaba  elevadas cantidades de grasa corporal como un estereotipo de belleza,  llegaron  a ser representaciones de pinturas que mostraban ese tipo de cuerpos como la perfección. Esas creencias fueron menguando debido a estudios que relacionaron la alta tasa de enfermedades y muertes con el elevado peso corporal y crearon medidas para disminuir esta forma de vida, y empezaron a promover la delgadez no de forma sana (cantidad de grasa y músculo adecuados), sino de una manera extrema, catalogando a una persona muy delgada, con muy poca grasa y muy poco músculo como la complexión perfecta.

Obesidad / delgadez

Estas dos son situaciones muy extremas y ambas requieren de toda la atención. Nuestro cuerpo requiere de la grasa corporal y del músculo, por lo tanto, en situaciones en que éstos se encuentran en un estado de deficiencia, podrá provocar un “colapso” en nuestro organismo, alterando su funcionalidad. En el caso contrario, elevadas concentraciones de grasa corporal produce múltiples alteraciones, a nivel hepático, renal, pancreático, cardiovascular.

El cuerpo tiene determinada capacidad para almacenar grasa, si se superan esos límites, cada órgano se sobrecarga y su función normal decae, es como si a tu auto, no le dieras el mantenimiento adecuado, llegará un momento en que su máquina se sobrecargue, con el tiempo se desvíele y su arreglo sea más costoso que el mantenimiento. Es un caso muy similar, ya que cuando hablamos de mantenimiento nos referimos al cuidado que le damos a nuestro cuerpo, no sólo en el exterior, sino también en el interior y mucho lo podemos dar a través de la alimentación, controlando el estrés, descanso e hidratación, logrando un equilibrio y un funcionamiento adecuado, incluso cuando estemos en la etapa de adulto mayor.

Como está distribuido tu cuerpo

Es importante de que tengas en cuenta está distribución. ¡No te preocupes si no sabes! te ayudaremos a comprender de una manera simple como están distribuidos algunos componentes de tu cuerpo: hablando de una forma global está conformado por dos compartimentos: masa grasa y masa libre de grasa y el conjunto de éstos dos componentes nos dará nuestro peso corporal.

  • Masa grasa, aquí se encuentra toda la grasa que tenemos en nuestro organismo
  • Masa libre de grasa, la conforman el agua corporal , los huesos y los músculos

Retomando el tema del equilibrio en los párrafos anteriores, también es llamado homeostásis, es un concepto muy relevante, ya que gracias a ella nuestro organismo tiene un orden, pero puede llegar a romperse en el momento de que existe una alteración, la cual podría ser una enfermedad; entonces el cuerpo activará un conjunto de sistemas para volver a conseguir ese equilibrio y para lograrlo, necesita de nuestra valiosa ayuda, ¿De qué manera?,  con la nutrición, (nutrir, brindarle al cuerpo aquellos alimentos que nos proporcionen grandes nutrimentos y no sólo calorías).

¿Qué es un nutrimento?

O también llamado nutriente es aquella sustancia, que se encuentra en determinadas concentraciones en nuestro organismo y le ayuda a realizar diversas funciones. Todos los alimentos los contienen, la diferencia radica en la concentración de ellos.

¿Sabes cuales son los nutrientes?

Seguramente has oído hablar del hierro, calcio o fósforo; éstos son llamados micronutrimentos, ya que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos. Ahora, vamos a lo grande, los hidratos de carbono o carbohidratos, las grasas y las proteínas también son nutrimentos, son conocidos como macronutrimentos porque se encuentran en elevadas concentraciones en los alimentos.

No hay que satanizar ningún nutrimento, todos son esenciales para nuestro organismo, dan energía, soporte y son útiles en nuestra función hormonal.

¿Cómo encontramos el equilibrio (homeostásis)?

Aunque parezca muy difícil, ¡No lo es!. Sólo tenemos que saber las cantidades que debemos de ingerir de los nutrimentos, los cuales ya están establecidos mediante porcentajes a través de la RDA (ingesta dietética recomendada) la cuál menciona la cantidad de nutrimento para cubrir las necesidades. La persona que tiene la capacidad para enseñar como armar tus alimentos de acuerdo con la RDA, es el Nutriólogo, quién tomará en cuenta tus necesidades nutricionales y además la realizará de acuerdo a tus gustos.

Recuerda que, no es estar a dieta, es, simplemente, saber alimentarse.

En cuanto a los alimentos, es importante determinar dos puntos muy importantes: la densidad energética y la densidad nutricional.

  • La densidad energética se refiere a aquellos alimentos, que en pequeñas porciones brindan grandes cantidades de calorías, pero pocas cantidades de nutrientes.
  • La densidad nutricional se refiere que una pequeña porción de alimento, brinda grandes cantidades de nutrimentos y pocas calorías.

Por ejemplo: alimentos con elevada densidad energética son las pastas, dulces, pan o cereales procesados; y algunos alimentos con densidad nutricional son las frutas y verduras, huevos, carnes de res, pollo o cerdo.

La gran diferencia:

La densidad nutricional la podemos conseguir con alimentos reales, son aquellos en dónde su producción fue los más natural posible y conserva la mayoría de sus nutrimentos y propiedades, a diferencia de aquellos alimentos “vacíos” los cuales brindan solo calorías o son de elevada densidad energética.

Cuidar de nuestro cuerpo es nuestra obligación, recuerda que cada parte de ti es irremplazable, existirán las donaciones de órganos, pero esto conlleva a gastar dinero en todo el proceso, además de que es muy complejo conseguir un órgano.  El dinero gastado en éste proceso supera por mucho al dinero que se gasta cuando cuidamos de nosotros mismo a tiempo. Todos aquellos que digan que tienen la solución rápida para la obesidad, polvitos mágicos o que en un mes te ayudarán a perder 10 kg de peso. Recuerda que tu cuerpo no solo se compone de grasa, sino también de músculo, que en un mal manejo lo podrás perder; y algo muy importante, sólo tienes un hígado para toda tu vida, y todos los medicamentos o sustancias que ingieres llegarán a él y si no son “buenas” provocará daños irreparables en él.

¡No necesitas más que alimentos reales, ejercicio y una buena actitud!

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”

Hipócrates

A %d blogueros les gusta esto: