fbpx

Ducati es una marca de motocicletas que sin duda provocan miradas, no todos han tenido el privilegio de verla, pues su edición esta limitada a aproximadamente a unas 2,000 unidades en el mundo, no es excusa para no conocer esta belleza.

Polo el deporte nacido en la realeza

¿Quién es Paul Smart y por que Ducati le puso su nombre a una de sus motos modernas más icónicas? Aquí te contamos la historia de esta famosa leyenda.

Paul Smart

Fue un piloto que corrió en varias motocicletas, sin embargo, la legendaria victoria en las 200 millas de Imola en el año de 1972, fue lo que le llevó a la eterna gloria en la historia de Ducati en los años 70’s.

Ducati, la realidad alterna

Ducati se enfocaba en el desarrollo de sus motocicletas de calle, lo que resultaba tener un presupuesto muy limitado para las carreras, la realidad es que nadie creía que Paul fuera a salir victorioso en aquel año, sobre todo por que la motocicleta que le proporcionó la marca era una motocicleta Touring “Gran Tourismo 750”, la primera con motor Desmodromico ¡Una motocicleta de calle!

Paul competía contra el favorito del momento, Giacomo Agostini quien corría para MV Agusta en una 500cc desarrollada específicamente para las carreras. El piloto de Ducati era prácticamente un desconocido en Europa en aquel momento, es por ello que Ducati lo hizo volar desde Estados Unidos donde el ya contaba con cierto prestigio corriendo para equipos con motocicletas japonesas como la marca Kawasaki.

Al llegar a Europa quedó decepcionado con la motocicleta que le ofrecieron para correr en Imola, una moto que aun tenia el caballete debajo, realmente una motocicleta de calle, sin embargo esto no dejo que el ánimo decayera, se dió cuenta que existía talento en el equipo y decidió darle una oportunidad.

El equipo se puso a disposición de Paul y pusieron manos a la obra, colocaron llantas de carrera en lugar de las de calle que montaba la moto, ajustaron el acelerador para cuidar la muñeca del piloto que había sido lastimada en una edición de la carrera North West 200. La moto se sentía lenta sobretodo viniendo de correr en las japonesas pero lo que lo terminó de convencer, fue la estabilidad que su motocicleta lograba en las curvas, sintió que tenía una oportunidad, contagió a todo el equipo de su confianza y se lanzaron a la pista.

Paul Smart en la carrera de Imola

Giacomo, se encontraba a la cabeza como era previsto por todo mundo, pero la convicción de ganar de Paul era más fuerte, la Agusta del italiano se dió por vencida y Smart junto a su compañero tomaron la delantera, Paul perdió la primera marcha en ese momento, no le preocupó perderla, lo que le preocupaba era que esa pequeña pieza rota estaba dando vueltas en la caja y de un momento a otro podría atorarse y ocasionarle un accidente, finalmente salió triunfador y todos los presentes estallaban de alegría en las gradas, en los pits nadie podía contener la emoción ante la hazaña lograda, ahí nació una verdadera leyenda.

Ducati Paul Smart 1000

Que esta motocicleta lleve el nombre de esta tremenda leyenda del motociclismo no es para menos, fue Paul Smart en esta carrera el que sentó las bases de lo que ahora es Ducati, tanto con sus fans como del departamento de carreras de la marca de Borgo Panigale.

El nombre que lleva va más allá de las prestaciones de la moto, que aunque es muy capaz y divertida, trasciende y te transporta a aquellos años donde la música disco estaba de moda. ¿Has visto alguna? Cuéntanos.

Esta nota te podría interesar El Rolls Royce de las motos

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: