fbpx

Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos nos hemos vuelto cada vez más sedentarios. Recordemos que una mala alimentación y el sedentarismo es igual de peligroso, hacer mucho ejercicio no compensa una mala alimentación, así como tampoco una buena alimentación compensa la falta de movimiento corporal. El cuerpo está diseñado para moverse, y así como el motor de un auto, si no nos movemos, tarde o temprano el cuerpo cobrará factura con la generación de diversas enfermedades crónicas.

Un poco de historia

Retomando un poco de la historia y evolución del ser humano a través del tiempo, para nuestros ancestros esto no era un tema del cual preocuparse, el movimiento formaba parte importante del ser humano, si no se movían, no obtenían comida (por medio de la caza y la recolección de alimentos), en épocas de escasez, se debían mover en búsqueda de abundancia (variedad de plantas, tubérculos, etc) o la simple supervivencia nos ha obligado a movernos, si o sí. Esto mantenía un equilibrio entre el consumo y el gasto energético, y dependiendo la actividad, podía haber incluso mayor gasto que consumo de este, manteniendo así una composición corporal saludable.

La energía (calorías) era necesaria para poder salir a buscar, cazar, recolectar, cortar, prender fuego; etc. Pero hemos eliminado hasta el mínimo esfuerzo, ahora la mayoría de las actividades las hace otra persona por nosotros, o peor aún, empiezan a ser las máquinas las que hacen el trabajo.

Comparado con la actualidad, solo basta hacer un par de clics en nuestro dispositivo móvil para obtener el alimento ya hecho sin la mínima necesidad de movimiento, evitando también movernos a la hora de lavar, cortar y cocinar los alimentos. Tenemos mayor comodidad a un precio bastante alto que compromete seriamente nuestra salud.

Otro ejemplo claro, es el uso de la televisión, antes nos teníamos que levantar si queríamos cambiar el canal o subir el volumen. Ahora basta con tener un control cerca, incluso hasta el teléfono prende / apaga las luces de toda la casa por nosotros. La buena noticia es que aún podemos elegir si nos movemos o no, pero la mala, es que la mayoría elige no hacerlo.

El movimiento se encuentra en nuestra genética, nuestro cuerpo lo espera, por eso, el sedentarismo causa incluso más muertes que la obesidad (Organización Mundial de la Salud). Moverte más reducirá de manera significativa posibles enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis, cáncer, Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. El cerebro se atrofia si dejas de moverte, porque es el responsable en gran parte de controlar el movimiento ¿Ven lo importante que es el empezar a incorporar más actividad física?.

Tips para empezar a moverte más

  • Concéntrate más en el movimiento durante el día, que en tu rutina de ejercicio:

A veces nos preocupamos más por estar de 1 a 3 horas en el gym, encerrados en máquinas para poder lograr nuestros objetivos. Pero si nos ponemos a ver que el día tiene 24 horas, de las cuales tendríamos que dormir 8, entonces nos quedarían entre 16 y 13 horas aproximadamente del día que en su mayoría las pasamos sentados (trabajando o estudiando) o acostados (viendo películas, series, en redes sociales o jugando videojuegos). Sí es importante una rutina de ejercicios bien estructurados, pero movernos más durante el día impactará mejor en nuestra salud que solo estar un rato en el gimnasio y peor si es de vez en cuando.

  • Sal de tu zona de confort:

Es rico tener la silla más cómoda, pero esto solo causará que pases más tiempo sin moverte. Así que no te apegues a esos espacios en donde pasas «cómodamente» tu jornada laboral u horario de estudios.

  • Prueba hacer tu trabajo de pie / sentado:

Puede ser con ayuda de un standing desk pero no es necesario, con unos libros basta para elevar tu computadora y alternar 30 minutos de trabajo de pie y/o sentado. Puedes iniciar alternando cada 10 minutos, ¡Lo importante es empezar a añadir más movimiento!.

  • Elige escaleras y caminos más largos:

Los lugares de estacionamiento cerca de la entrada principal de los restaurantes, plazas comerciales, son los primeros en llenarse, porque preferimos la comodidad. Anímate a caminar más, evitando el uso de elevadores, tu cuerpo te lo agradecerá y te empezarás a sentir mucho mejor. Si te es posible y tienes tiempo, no tomes atajos para llegar a tu trabajo o casa.

  • Empieza a moverte bien y después a moverte más:

Cuando tomamos la decisión de empezar a hacer ejercicio, cometemos el error de querer cargar mucho peso o elevar la intensidad al máximo, pero es más importante el dominio de tu cuerpo y su movimiento. Domina tu cuerpo con ejercicios funcionales y poco a poco ve añadiendo pesos o cambios de intensidad.

  • Cuenta pasos:

Una forma de aprovechar los avances tecnológicos es usar tu celular o un reloj de entrenamiento para contar pasos. Se considera una persona activa si se llegan de los 8mil a los 10 mil pasos diarios. Pero no te preocupes, saca un promedio, por ejemplo, si realizas 3mil pasos, empieza a añadiendo de 500 a 1000 pasos a la semana.

  • Entrenador personal:

Una vez aclarados los puntos, si quieres empezar a trabajar en objetivos específicos: fuerza, resistencia, velocidad, potencia, movilidad e incluso si quieres llegar a competir en una disciplina deportiva, es importante que lo hagas junto con un especialista, así avanzarás de manera óptima y evitaras lesiones. La combinación de una alimentación adaptada a tu deporte o trabajo físico junto con un correcto entrenamiento te llevarán a obtener grandes resultados.

Para quienes se mueven más:

Recuerda que el progreso es de manera individual, nunca te compares con nadie si no quieres caer en la frustración. Dependiendo la genética y el tipo de cuerpo (te dejamos al final el link sobre este artículo si quieres conocer un poco más) habrá quien tenga mayor facilidad para oxidar grasa o generar músculo, para correr grandes distancias o lograr cargar mucho peso. ¡No te desesperes!, con disciplina y constancia llegarás a la meta.

«El movimiento es vida. Sin movimiento, la vida es inconcebible»

Moshé Feldenkrais

Tal vez te puedan interesar este artículo:


A %d blogueros les gusta esto: