fbpx

En CODEMAG, sabemos que es importante conocer sobre el origen, historia y evolución de los acontecimientos que han sucedido a lo largo de la historia ¿verdad o mito? no lo sabemos, pero no esta de más conocer y tomar consejo sobre las experiencias de otros.

Los duendecillos del camino

Al contrario de lo que muchos de nosotros pudiéramos pensar, la amenaza más grande para los motociclistas, no son los otros vehículos con los que compartimos el camino, las condiciones del asfalto, nuestro descuido o inexperiencia. La amenaza más grande es algo que escapa de nuestro control y va un poco más allá de nuestro plano terrenal. 

¿De camino a la locura?

Si somos observadores se habrán dado cuenta, que muchas motocicletas llevan colgando una pequeña campanilla al frente. No se trata de solo un adorno brillante, pues para los que se han preguntado el por qué de tan peculiar objeto, cuenta una vieja leyenda que los verdaderos responsables de la suerte que puedas tener al rodar en el camino, son los “duendecillos saboteadores», pequeños hombrecitos que hacen de las suyas para provocar averías en las maquinas y otros desventurados sucesos. Esto ocurre desde que la primer motocicleta fue concebida, pues tan peculiares seres han sentido especial atracción por treparse en ellas para hacer sus travesuras llevándote a tener terribles desventuras, y es que ¡cómo no quisieran engancharse de semejantes bellezas!

La buena noticia es que para todo mal existe solución y para protegernos de esos diabólicos duendecillos saboteadores no hay mejor remedio que una pequeña campana que los ahuyente con su constante repicar, más no podríamos dejar de mencionar, que para ser eficaz este amuleto debe llegar a tus manos como un regalo, lo que significaría que esa persona te aprecia y se ha acordado de ti tratando de desearte lo mejor para cuando salgas a rodar en tu moto.

Sin importar si creemos o no en esta vieja leyenda y algún día llega a tus manos este peculiar objeto como regalo, te gustará saber que estas presente en los pensamientos de alguna persona que te desea todo lo mejor para tus viajes y espera verte de regreso sano y salvo, ¡agradécele!

A %d blogueros les gusta esto: