fbpx

Un pilar fundamental para empezar a cambiar hábitos de vida desde la raíz es la mentalidad. Si no empiezas por esta parte, lo más seguro es que tu cambio de alimentación y ejercicio fracase, ¡No queremos eso!. Empezaremos a hacer énfasis con el término estoicismo, conocer más sobre esta doctrina te ayudará a mejorar no solo la cuestión relacionada a la nutrición, si no en cualquier ámbito de la vida, Interesante, ¿No?.

Por si te perdiste el artículo de la semana pasada sobre los cinco pilares fundamentales para cambiar hábitos, te dejamos el link al final de este artículo.

Estoicismo, fuente y escuela filosófica.

Fundada por Zenón de Citio, la cual posteriormente fue convertida en doctrina por Crisipo de Solos. Se convirtió en una doctrina muy influyente en la historia, nos enseña a ver la vida de una manera más sencilla. El tema es muy extenso, pero empezaremos tocando las cuatro virtudes de esta doctrina.

Estas virtudes una vez las conozcas y las adoptes harán que tu cambio de mentalidad, hábitos de salud, alimentación, ejercicio, sueño y conexión sean mucho más fáciles. Pero recuerda “todos quieren hacer cosas o cambiar algo, pero muy pocos lo hacen” . Si tú eres esa persona que ya asumió el compromiso y la responsabilidad, ¡Lee con atención!.

Sabiduría

Nos ayuda a ver las cosas con mayor claridad, ya que no todo es lo que parece a simple vista. Es importante llevar este punto a la práctica y aprender a conocernos a nosotros mismos, esto sirve como herramienta poderosa para poder tomar decisiones de acuerdo con la razón y no a la acción.

Esto te ayudará para elegir lo mejor para tu cuerpo, lo que realmente te sana y no solo te daña. Que no todo lo que te venden prometiéndote “milagros” es la realidad, pues pensar con base a la lógica y la razón te hará dudar y así poder tomar el camino correcto, del cual ya vas a estar consciente, con sabiduría y debes prepararte para dar lo mejor de ti si realmente quieres alcanzar todos tus objetivos.

Justicia

Beneficiarte a ti y beneficiar a quienes te rodean. El hecho de que tu tengas claro todo esto, obtendrás una gran responsabilidad con tu familia, amigos y conocidos. Bríndales tu ayuda por medio de lo que has aprendido en el cambio de hábitos y compárteles los beneficios que estos otorgan.

Coraje

Es la capacidad de actuar independientemente de las circunstancias que nos presenta la vida. No hay ausencia del miedo por hacer las cosas, pero tener coraje hará que las hagas a pesar del miedo y lo que pueda pasar si no lo logras. La mayoría de la gente por situarse en un futuro que no existe (pues se construye a partir del presente) empiezan a tener miedo al fracaso y prefieren no hacer nada, sin ni siquiera intentarlo. La buena noticia, pero que no todos tienen la capacidad de ver, es que los miedos, en su mayoría, no existen, son imaginarios o tendemos a exagerar la situación.

Enfrentar la vida con coraje hará que logres todos tus objetivos. Pues ya tienes la sabiduría de que lo que vale la pena no se logra de una manera rápida y además el coraje de no querer pertenecer a la gran mayoría que solo pone excusas y pretextos para hacer las cosas que quieren.

Una vez más, el ejemplo es el confinamiento, ¿Cuántos de ustedes lo han usado como excusa?. No les importa subir de peso porque “luego lo arreglan”, pero, ¡Les tenemos una mala noticia queridos lectores!, la salud no entiende de pandemias ni de vacaciones, mientras tu te descuidas poco a poco vas enfermando y tal vez cuando digas “ahora sí me voy a poner las pilas” ya estés en la necesidad de acudir a uno o varios especialistas, aumentando tus gastos, todo por no haberte puesto atención a estos hábitos antes.

Disciplina

Autocontrol y fuerza de voluntad. Los estoicos tenían una gran disciplina, logrando así en lo que se propusieran, no existieran las tentaciones, “las vacaciones”, el desánimo o cualquier otra excusa que pueda existir. Aquí es donde una vez adquieres la sabiduría, debes aplicar la disciplina (incluso teniendo un mayor valor en el primer punto de esta lista), pues de nada sirve la primera sin la segunda.

Con disciplina estarás preparado para lo que venga, nada te importa porque ya tienes claras tus metas. Una mejor salud, cuerpo, hábitos, requiere un largo camino de obstáculos, pero esto ya lo sabes y estás preparado para lograrlo.

No existirá el desánimo ni abandono porque no bajaste lo que esperabas, te saliste del plan, no tuviste tiempo de hacer ejercicio o tuviste una mala racha. Un verdadero estoico pone soluciones a cualquier problema.

Hacer lo correcto y obtener los resultados deseados van de la mano, ¡No están peleados!. Desarrollar estas cuatro virtudes hará que logres muchos de tus objetivos y de una manera más sencilla.

Adquiere el conocimiento necesario con sabiduría, ayudando a los demás con justicia, actuando a pesar de tus miedos y obstáculos en la mente con coraje y venciendo todas las caídas, tentaciones y pretextos con disciplina. Cuando empieces a emplear esto notarás un gran cambio en ti.

Y recuerda que todo lo que digas y/o te digas a ti mismo va a programar tu mentalidad, comienza practicando y poco a poco lo volverás hábito, estas cuatro virtudes pasarán a formar parte de tu vida.

“No esperes que los eventos sucedan como deseas, sino desea que ocurran como son, y tu vida transcurrirá sin problemas”

Epicteto

Por si te perdiste este artículo, te lo compartimos.

A %d blogueros les gusta esto: