fbpx

¿Qué te viene a la mente cuando escuchas o lees la palabra bar?, Seguramente piensas en un lugar agradable con buen ambiente, música para gozar pero sobre todo, lo que calma esa sed peligrosa, ¡Unos buenos tragos!, pero que tal, ¿Unos tragos voladores?

Al acercarte a la barra, te das cuenta que está el barman está lanzando botellas, hielo, vasos y hasta fruta. Te preguntarás, ¿Qué está pasando?, Te aseguramos que el barman no está ebrio, es toda una práctica que se le conoce como “Flair bartending” .

«Para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente.»

-Anónimo

El “Flair bartending” es un estilo de trabajo dentro de los bares que desarrolla el bartender y que actualmente se ha posicionado como una de las disciplinas de mayor importancia y dificultad dentro del gremio. Esta práctica no es nada nueva, desde hace más de 150 años ha existido, impresionado y evolucionando.

La palabra “flair” se deriva del inglés que significa habilidad, instinto, estilo o encanto y la expresión “bartending” se refiere a la acción de servir todo tipo de bebidas. En conjunto quedaría como “bartender de estilo”.

¿Cómo surge el Flair Bartender?

Esta técnica nació gracias a uno de los exponentes más importantes en negocio de los bares, Jerry Thomas quien fue el primer verdadero flair bartender en el año de 1890. Thomas recorrió América y Europa con su show de flair que constaba de un espectáculo con fuego, en el que servía whisky en llamas entre dos copas de plata. A partir de ahí todo fue en ascenso y en la década de los 70 esta técnica se modernizó y popularizó, los bares comenzaron a contratar además de cocteleros, actores, comediantes, artistas de calle a los flair bartender quienes tuvieron una buena aceptación de los clientes al ver volar botellas y vasos para preparar su bebidas.

En el año de 1988 ésta técnica que solo había visto la luz en los bares, incursionó en el mundo del cine la película “Cocktail” protagonizada por Tom Cruise. Esto contribuyó a la evolución de esta práctica más allá de lo que Jerry Thomas hubiera imaginado.

Si creías que hasta ahí había acabado la complejidad del flair, déjanos explicarte que hay existen dos modalidades:

Working Flair

Es rápido, ligero y con movimientos que pueden ser realizados sin hacer lento el servicio al cliente. La mayor parte incluye vasos, una o dos botellas y cocteleras. Siempre se ejecuta en el proceso de elaboración de un cóctel.

Flair de Exhibición

Es practicado a modo de espectáculo y entretenimiento en bares o competencias y normalmente incluye rutinas de larga duración, a veces acompañadas de música a manera de coreografía. Este modo incluye trucos con 2 y hasta 5 botellas, cocteleras con movimientos y rutinas que requieren bastante tiempo de práctica y es algo que no se puede llevar al día a día de un bartender en turno.

En los últimos 10 años el flair ha cobrado fuerza y no se toma a la ligera, hoy en día existen eventos patrocinados, publicitados y solicitados por grandes empresas de licores y de la industria hotelera a nivel internacional, dentro de los cuales se podrían destacar “El Campeonato Internacional de Working Flair” en Indonesia, “El Campeonato de Flair Bartending” en Australia, “Open de Extreme Flair” en Singapur y “El Campeonato del mundo de Flair” en Londres.

Actualmente los bares que cuentan con este tipo de espectáculos han crecido y obtenido éxito gracias a este show. El barman que practica estas habilidades detrás de la barra son mejor remunerados ya que tiene que ver con algo más que hacer malabares con las botellas (¡de por si , eso ya es bastante complicado!), se requiere combinar el entretenimiento, el estilo, sentido del humor y la interacción adecuada para garantizar a los clientes un espectáculo único.

Podríamos decir que, como la mixología es la parte experimental de la coctelería, el flair bartending es la parte acrobática de la coctelería. No hay persona que no quede asombrada después de una excelente exhibición de flair. ¡Te dejamos este video para que cheques el dato!.

«La variedad es la madre del placer.»

-Benjamín Disraeli


Sin duda se trata de un buen espectáculo ¿Y tú? ¿Qué opinas del Flair Bartender? ¿Lo has visto?


No olvides visitarnos en Facebook

Esta nota te podría interesar Theobroma cacao, el alimento de los dioses

A %d blogueros les gusta esto: