fbpx

Italia no destaca únicamente por su muy aplaudida cocina y sus buenos vinos, sino también por una gran variedad de licores y destilados que se disfrutan como aperitivos o digestivos. Amaretto, Limoncello y de la familia de los Amaro, el Fernet Branca se ha consolidado como uno de los licores de mayor popularidad en una nueva ola de consumo en todo el mundo de este particular y herbáceo licor italiano.

Fernet Branca

Aunque muchas veces hay confusión al respecto, Fernet no es el nombre de una marca, sino de un tipo de bebida de la familia de los destilados.

Su origen

El nombre de este licor proviene del dialecto milanés “fer net”, que significa “hierro limpio”, y que se refería a la barra de metal caliente que en un inicio se utilizaba para mezclar los ingredientes. En su elaboración, el Fernet es muy similar al Vermut, porque en ambos casos hay una maceración de hierbas. La diferencia es el líquido en el que se maceran las hierbas: mientras que el vermut son hierbas maceradas en vino, el Fernet son hierbas maceradas en alcohol o aguardiente de vino.

Elaboración

Este licor italiano está elaborado a partir de una mezcla muy especial de más de 27 hierbas distintas, además de raíces y especias. Desde luego la receta exacta es un secreto, pero sí se sabe que Fernet Branca contiene aloe ferox proveniente de Sudáfrica (también conocido como aloe amargo), genciana de Francia, manzanilla, angélica, quinina, raíz de colombo, ruibarbo chino, mirra, hierbabuena, azafrán, entre otras. Estas hierbas, especias y raíces se mezclan primero a través de una infusión caliente (básicamente una percolación como en el caso del café) y después una infusión fría, para terminar, mezcladas en alcohol y añejado durante un año en barricas de roble.

Fernet Branca

El resultado es una bebida mucho más fuerte y seca, por lo que la cantidad de hierbas utilizadas para aromatizar es mayor, y el resultado es que el Fernet tiene un sabor familiar pero decididamente más amargo que el Vermut.

A la nariz, la primera impresión siempre es de un fuerte aroma a menta que predomina sobre el resto de las hierbas con las que se elabora, aunque debajo de la menta se percibe pino, algunas notas florales y hasta caramelo.

Fernet adquirió su fama en la ciudad italiana de Milán, donde el productor Bernardino Branca comenzó a producir el famoso Amaro hace más de 150 años. Esta bebida suele consumirse después de una comida, para ayudar a la digestión, aunque también es sumamente popular añadido al café espresso.

Fernet Branca

Sabor

Su particular sabor (casi como un jarabe para la tos), hizo que las primeras importaciones de Fernet en los Estados Unidos clasificaran la bebida en la categoría de las “bebidas medicinales” y por ende los derechos de importación eran muy inferiores a los de bebidas alcohólicas. No fue sino hasta varios años después que se determinó que Fernet era un licor digestivo y por lo tanto obligado a un impuesto de importación más elevado.

En Argentina es tan popular que el país consume actualmente más del 75% de todo el fernet producido en el mundo. La bebida fue llevada a Argentina por los inmigrantes italianos, que la consumían tanto con fin medicinal como digestivo. El uso del fernet luego se extendió como aperitivo especialmente junto a botanas, combinado con agua, soda, vermú rojo o en cócteles, siendo en la actualidad el más bebido el que surge de la mezcla de fernet con refresco de cola, popularizado a fines de los años 80´s y denominado coloquialmente “Fernet con Coca”. 

Fernet Branca

Algunos habitantes de Córdoba (ciudad argentina que incluso ha debatido la posibilidad de postularlo como patrimonio cultural intangible) preparan el “90210”, una bebida constituida por 90% de fernet, dos hielos y 10% de refresco de cola. ¿Te animas con el Fernet? 40 millones de argentinos no pueden estar equivocados.

Esta nota también te podría interesar: Sake, bebida japonesa

No olvides visitarnos en Facebook

Champions

A %d blogueros les gusta esto: