fbpx

¿Te has preguntado por qué tienes sobrepeso si casi no comes o comes saludablemente? Bueno, ésta es una situación que se presenta en muchas personas que, a pesar de que su alimentación se puede considerar saludable, su peso no es el adecuado. Esto puede ser debido a una situación que muchas personas padecen diariamente, nos referimos al estrés.

Nuestra invitada:

Este artículo fue realizado en colaboración con la Licenciada en Nutrición por la Universidad Justo Sierra con Diplomado en Nutrición Clínica, Astrid Arellano Franco. Nos comparte información sobre como el estrés puede afectar nuestro peso.

¿Algo te preocupa?

Todas aquellas situaciones que creemos que se salen de nuestro control y que nos preocupan, generan ansiedad. Pero, ¿Por qué el estrés nos perjudica?, Bueno para empezar, es importante saber que es el estrés y como nos afecta en el control de peso.

El estrés es una respuesta propia del organismo ante situaciones que el cuerpo considera como peligrosas, pueden ser ocasionadas por una enfermedad, presión en el trabajo, problemas económicos, incluso no ingerir alimentos durante un largo periodo de tiempo puede provocar que el organismo sienta un determinado grado de estrés.

A cuántos de ustedes no les ha pasado que se han preocupado por un reporte de un trabajo, la entrega de una tarea, alguna pelea con algún amigo o familiar e incluso cuando estás en plena clase y la señal del wi-fi se va justo cuando estabas haciendo un examen, todas éstas situaciones nos generan estrés.

¿Cómo se relaciona todas estas situaciones de estrés con la obesidad?

Cuando el organismo se encuentra en situaciones estresantes, libera una hormona muy importante y crucial, conocida como cortisol, ésta hormona en situaciones de peligro provoca que se almacene grasa como un método de emergencia y así tener suficiente fuente de energía en un futuro. Esto se da debido a que la presencia de cortisol en el organismo provoque aumento en el apetito, aumentando a su vez la ingesta de alimentos y por ende, aumento de peso.

No sólo el cortisol está involucrado, también entra en juego una hormona tiroidea muy importante, conocida como T3 inversa que cuando recibe una señal del organismo bajo situación de exposición (estrés) va a fomentar el almacenamiento de grasa como una manera preventiva a posibles riesgos.

Perder peso instantaneamente ¡Es un mito!

Existe la creencia que dejando de comer o haciendo dietas muy restrictivas, el organismo perderá peso instantáneamente, pero hay que tener en cuenta que el cuerpo humano es muy complejo, para su correcto funcionamiento se requiere que todos los órganos trabajen en armonía, es decir, que realicen sus funciones sin tener alguna alteración, además de requerir el trabajo de una gran cantidad de hormonas que son muy importantes, en cuanto a la ingestión alimentaria, algunas de ellas se encargan de controlar la saciedad, otras de promover la liberación de insulina.

Al dejar de comer, por un prolongado periodo de tiempo, no provocarás pérdida de masa grasa, lo que si puedes promover es pérdida en el tono muscular, ya que del músculo obtiene la fuente energética que requería y durante ese tiempo, en vez de utilizar la grasa como fuente de energía, el organismo la almacenó, provocando un incremento en la grasa corporal y una disminución en la masa muscular.

¿Hambre o apetito?

Es importante determinar si nuestra sensación de hambre es debido a falta de alimento o es ocasionada por nuestra situación emocional. Tenemos que aprender a diferenciar entre hambre y apetito. Lo primero es esa sensación que tenemos cuando el organismo nos pide nutrientes para su funcionalidad, en cambio, el apetito es como tal el deseo que experimentamos hacia un alimento, éste generalmente tendrá altas cantidades de grasa y azúcar, esta ingesta nos dará una sensación de “placer”, generando cierta “adicción” a éste tipo de alimentos.

No existen alimentos malos, lo importante en nuestra alimentación es nutrir a nuestro organismo teniendo siempre un equilibrio en nuestra ingesta; si nuestra alimentación se basa en un 80% de alimentos procesados, industrializados, ricos en grasas saturadas y azúcares, nuestro cuerpo almacenará más grasa de la que necesita y por lo tanto habrá incremento en el peso corporal, en cambio, si ingerimos alimentos naturales, ricos en vitaminas, minerales, con una adecuada proporción de hidratos de carbono, grasas y proteínas, éstos sustratos serán usados por el mismo organismo para la creación de diversas estructuras orgánicas y para obtener energía.

Tips en momentos de estrés:

  • Cuando sientas ansiedad, preocupación o tristeza, busca hacer ejercicio o alguna actividad que te relaje, eso mantendrá tu mente despejada.
  • Si sientes mucha ansiedad y deseos de comer, recurre a alguna fruta como las fresas o los arándanos, pueden ser una buena opción, incluyendo las nueces o almendras.
  • El ejercicio nos ayuda a liberar endorfinas y eso es lo que se recomienda ante situaciones de estrés.
  • Si eres bastante inactivo, puedes iniciar con ejercicios simples, correr, saltar la cuerda, incluso seguir una rutina de aquella app que bajaste y nunca usaste, siempre es un buen día para comenzar, puedes incluso pintar o dibujar, si eso te motiva.
  • No hay nada mejor que el chocolate para esos momentos. ¡Ojo! No quiere decir que vayas a la tienda y compres dos kilogramos de chocolate, sino que elijas el adecuado, ¿Cuál es? El mejor chocolate es aquel que contenga más cacao y menos azúcar, los que tengan 80% cacao y procura comer solo un pedazo.

Recuerda vivir una vida plena sin tener preocupaciones, ya que así se podrá tener una vida de calidad, en la que se podrá tener grandes recompensas en un futuro. Todo aquello que te estresa o te preocupa es pasajero, trabaja para superarlo y aprende de ello, que de la tormenta puedes obtener grandes enseñanzas y aprendizajes. ¡Vive, que sólo se vive una vez!.

A %d blogueros les gusta esto: