fbpx

Más fuerte que un roble”, una frase que por muy corta que sea dice mucho en varios aspectos de la vida, tanto en el ámbito personal como en el profesional. El cuerpo humano está creado para soportar grandes adversidades, pero eso no quiere decir que por eso lo vas a descuidar, por muy fuerte que sea el roble, con malos cuidados su vida será menor que la esperada, si no cuidamos nuestro cuerpo, nuestra fortaleza cada vez será menor y enfermaremos.

La buena nutrición y hábitos saludables son importantes en nuestra vida, pues una vez enfermos (sin importar cómo nos cuidemos después) nuestro equilibrio estará afectado alterando de una manera significativa nuestra calidad de vida.

«La nutrición es el pilar para mantener un buen estado de salud a través de los alimentos.«

– Astrid Arellano

La vida es una acumulación de decisiones

Buenas o malas, cada uno de nosotros vivimos con las consecuencias de nuestras decisiones, en caso de una mala decisión, tendremos una consecuencia negativa y está en nosotros en iniciar de nuevo y volverlo a intentar; en cambio con nuestro organismo es diferente, una vez dañado no podremos hacer un reset con la esperanza de que funcione como nuevo, de ahí radica la importancia de un cuidado temprano.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Morbilidad y mortalidad ¿Qué son?

La morbilidad se refiera a la evolución y/o desarrollo de padecer alguna enfermedad; en cambio la mortalidad se refiere a la cantidad de personas que mueren en un determinado momento. 

Un organismo sano tiene sus defensas funcionando en su totalidad, por lo que si cualquier agente las llega a alterar (pérdida de homeostásis) tendrán la fortaleza para combatirla, en cambio, en un organismo comprometido, es decir, que ya presenta alguna enfermedad como diabetes, hipertensión arterial, enfermedad hepática o renal, las defensas de nuestro organismo no tendrán la misma fuerza, ya que estarán protegiendo al organismo de todas las morbilidades que presente y si dichas morbilidades siguen en aumento, sin atenderse adecuadamente, desde el aspecto médico y nutricional, llegará un momento en que el organismo no podrá soportar tantas afecciones, lo que podrá ocasionar, en el caso más grave, la muerte.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

La base (tanto para mantener una buena salud, como para el control de alguna enfermedad) es el control de la cantidad de grasa corporal, por eso siempre se hace mucho hincapié en el control de peso desde la infancia, ya que así será más fácil mantener el buen estado nutricional a lo largo de la vida (aunque ser delgado no siempre es sinónimo de saludable), aquí es donde entra el trabajo del especialista en nutrición con su experticia en obtener un diagnóstico nutricional en base a diferentes parámetros, desde la antropometría hasta los datos clínicos, todo eso se obtiene con una entrevista.

La grasa corporal es uno de los componentes más controversiales del cuerpo humano

Entre lo que se cree y lo que en realidad es, por lo que se han hecho diversos estudios acerca de eso, debemos analizar que el peso corporal está compuesto por masa grasa y masa libre de grasa, entonces la pérdida de peso se debe de enfocar, principalmente, a la pérdida de masa grasa, conservando la porción de masa libre de grasa, como lo es el músculo. Al disminuir la grasa corporal, disminuirá la cantidad de grasa que se encuentra en los órganos, ayudando así a que estos funcionen de una mejor manera y en dado caso de que alguno de estos órganos tenga algún padecimiento, la pérdida de grasa favorecerá a su recuperación.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

El Equilibrio y bienestar es posible para una vida plena

Ya que al mejorar la salud de manera interna se verá reflejado de manera externa, incluso tu físico será diferente y eso influirá enormemente en tu autoestima; para lograr esto sólo es cuestión de que te lo propongas, y para esto se requiere fortalecer tu mente.

Tips para iniciar una vida en equilibrio y bienestar

  • No compres refrescos, opta por agua natural (en caso de que no te guste, bebe agua de fruta sin añadir azúcar extra, pues recuerda que las frutas ya tienen azúcar)
  • Procura usar el auto lo menos posible. Si requieres ir a algún lugar que no te quede retirado, opta por ir a pie, es más sano.
  • Procura siempre tener frutas y verduras en tu casa, si te da hambre durante el día podrás elegir alguno de estos alimentos.
  • Motívate siguiendo el ejemplo de alguien más, coach, amigo o entrenador. Puedes realizar ejercicios con ellos, te sorprenderás los resultados que lograras.
  • Muévete más, ponte como meta 10 000 pasos diarios y de ahí partes para hacer más. 

Colaboración realizada por Astrid Arellano, Licenciada en Nutrición.

Deje que los alimentos sean su medicina y que la medicina sea su alimento.

HIPÓCRATES



Consulta siempre con tu nutriólogo y comienza a transformar tu cuerpo.


Esta nota te podría interesar Beneficios de la creatina

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: