fbpx

Cuántas veces no te has preguntado ¿Por qué no me encuentro dentro de los parámetros normales que indican que estoy en un peso ideal o un peso sano? Distintas veces hemos acudido a profesionales de la salud (médicos, nutriólogos, psicólogos, etc) para verificar nuestro peso, subimos a la báscula, aplican fórmulas para conocer el peso ideal y el IMC y el resultado es sobrepeso o algún grado de obesidad (muchas veces sin haber analizado todo el contexto de la historia clínica), considerando problemas con la salud.

El pensamiento excesivo sobre tu peso ideal provoca que cada mañana (como reloj), te subas a la báscula en espera de que ese dígito disminuya llegando al peso ideal para ti, muchas veces no se mueve y otras veces hasta sube. Aquí te contamos todos los mitos sobre el peso ideal, en CODEMag nos preocupamos por tu salud.

«Mantener una buena salud debería ser el objetivo principal de todos nosotros.»

– Sangram Singh

Obsesionarte con el peso ideal provoca estrés

Vivirás más estresado durante el día a día; trabajo, problemas familiares, problemas de pareja, problemas con amigos amigos, entre otros; sentirás mayor frustración y sentimientos de culpa, si llevas algún régimen alimenticio y rutina de ejercicio te darán ganas de abandonar o seguir buscando al profesionista que te ayude a lograr tu meta sobre «el peso ideal».

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

No te dejes llevar por la obsesión de encontrar tu peso ideal

Esto también puede conducirnos a realizar acciones extremas, como seguir dietas no adecuadas o sanas para nuestro organismo (donde vale más que comas menos a que comas bien con tal de lograr el objetivo),  a incrementar tus horas de ejercicio cardiovascular (sin importar que esto te lleve a una descompensación o a una gran pérdida de masa muscular) y en el peor de los casos, podrías empezar a desarrollar algún trastorno de la conducta alimentaria.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

El más grande problema es creer que el nutriólogo solo se dedica a bajar de peso.

El peso sólo es un indicador más de tú posible avance

Aunque la obesidad sí se ve reflejada con peso de más, también es importante ver que existen comorbilidades que se asocian a ella, como lo son las alteraciones metabólicas (síndrome metabólico, presión arterial elevada, aterosclerosis, entre otras) y que en un inicio sí irá disminuyendo, pero debemos aprender a diferenciar los casos, pues existen más indicadores para saber si vamos por buen camino.

Clasificación del IMC, formula, IMC = Peso [kg] / Estatura [M2]

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Si analizamos cada caso con mayor profundidad, notaremos que no es lo mismo una persona completamente sedentaria a una persona que realice algún deporte. Pueden pesar y medir exactamente lo mismo, sin embargo, la composición corporal (grasa /músculo) va a ser muy diferente.

Es decir, puede haber personas con un gran porcentaje de masa muscular, completamente sanas y que indique un IMC de sobrepeso y obesidad, así como puede haber alguien con un peso e IMC considerado sano, pero realmente no serlo, ya que carece de buena masa muscular y tiene malos hábitos en general.

Afortunadamente cada vez son más los profesionales de la salud que están educando a las personas y a sus pacientes para poder quitarse esta creencia limitante de que si no logran su peso ideal entonces están fallando.

Esto es importante para empezar a generar conciencia de que la salud es primordial, de que un cuerpo funcional es más importante que un cuerpo estético (trabajando en conjunto) y lo más importante, para lograr que te quites “un peso de encima” y te dejes de preocupar por lo que indique tu báscula. 

Hábitos que influyen en el peso día con día

Agua corporal

El cambio en tu hidratación puede verse reflejada con 1 o 2 kilos de peso en el día. Incluso si llevas una dieta cetogénica, tiendes a perder agua por el consumo bajo de carbohidratos, misma que se recupera al volver a introducirlos. Y esto no quiere decir que no hayas llevado con éxito tu plan de alimentación ni obtenido los resultados deseados.

Carbohidratos

Además del agua, al bajar o subir tu ingesta de carbohidratos se vera reflejado en la disminución o aumento del glucógeno (tus reservas de energía en hígado y músculo) junto con el agua, y esto puede ser una pérdida o ganancia de hasta 5 kilos, pero no quiere decir que hayas subido o bajado tu porcentaje de grasa.

Masa muscular

Si empiezas a trabajar para desarrollar mayor porcentaje de masa muscular, este también va a verse reflejado en la báscula. Además es muy importante contar con una buena cantidad de músculo, ya que este nos permite movernos y si no la cuidamos podemos desarrollar sarcopenia (pérdida de masa muscular), lo que provoca la discapacidad y pérdida de independencia al paso del tiempo y el envejecimiento.

Puedes pesar más, pero con mayor masa muscular te veras mejor, además de que aumenta un poco tu metabolismo y será más fácil perder grasa.

Enfoca tu objetivo de ejercicio a ser más fuerte y a prevenir enfermedades como la diabetes.

Contenido intestinal

Simplemente si comes y te pesas, vas a subir de peso. Si ayunas y te pesas vas a bajar de peso. Pero esto no tiene nada que ver con el porcentaje de grasa ni de músculo.

Si quieres realizar alguna dieta cetogenica o ayuno intermitente, recuerda hacerlo de la mano de un experto.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Puntos importantes de la consulta de nutrición

Con esta información, es importante que acudas a un profesional que se preocupe por guiarte, y sobre todo enseñarte los buenos hábitos, pero no solo de alimentación, pues es un conjunto de muchas cosas: El movimiento diario, el ejercicio, la calidad de sueño, la fortaleza mental, la disciplina, la paciencia, tu estado de ánimo, y muchas cosas, son importantes para poder ir trabajando poco a poco en tu meta, que lejos de ser un peso ideal, es verte, pero sobre todo sentirte muy bien.

-La mayor de las locuras es sacrificar la salud por cualquier otro tipo de felicidad.

Arthur Schopenhauer



Recuerda que hay muchas cosas que la báscula no va a medir (cómo te ves, cómo te sientes, el progreso en todos y cada uno de los pilares de la nutrición y sobre todo tu valor como persona).


Esta nota te podría interesar Nutrición y función pulmonar

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: