fbpx

¿Alguna vez te has preguntado todo lo que debe hacer y saber ese sujeto agradable detrás de la barra que se dedica a preparar y servir bebidas en un bar?, Bueno, pues esta vez te contamos lo que es un barman o un bartender como también se le conoce y como es que inició esta profesión en el mundo.

Una profesión muy completa

Ser barman requiere de toda una preparación teórica y práctica, exactamente como en todas las profesiones de la vida. Son muchos factores lo que hacen a un excelente barman desde los aspectos técnicos hasta los emocionales.

Un barman experimentado puede transformar una noche de labor ardua en unas horas de trabajo bastante agradable gracias a diversas habilidades como: la capacidad de tener orden en su espacio de trabajo en todo momento, mantener la calma, entregar bebidas de calidad, trabajar rápidamente con una sonrisa todo el tiempo. tener buena memoria, comunicación asertiva, ser sociable, adaptarse a los cambios, saber combinar bebidas para elaborar cócteles, conocer el grado de alcohol de las bebidas, conocer diversas recetas para preparar bebidas con café y sobre todo conocer los pormenores del funcionamiento en una barra. Por lo general, un barman debe conocer y manejar los protocolos de comportamiento del lugar y en algunos bares o restaurantes de categoría hacer uso de modales específicos para dirigirse al cliente. Y ya que si hablamos de zonas turísticas hablar más de un idioma o incluso varios es parte del trabajo.

¿Ya estás fascinado con la labor de estas personas?, Pues lee como es que empezó todo. El trabajo en el bar es una de las profesiones más antiguas. A lo largo de los años esta profesión tuvo que lidiar con altibajos, incluyendo su prohibición en algunos países. Hoy en día hay muchos institutos de coctelería alrededor del mundo que entrenan personas para desempeñar esta increíble profesión y así, preparar bebidas fabulosas y conocer todo lo que abarca el extenso mundo de la coctelería.

La participación de los bartenders data desde las sociedades griegas, romanas y asiáticas, en donde trabajaban en lo que se denominaba “thermopolias” y “cauponae” que era eran establecimientos comerciales en donde se compraban alimento y también se vendían bebidas calientes en invierno y frías en verano, vinos para consumir tanto en el lugar como para llevar.  Las «cauponae», en cambio, tenían un lugar colectivo para pasar la noche, y eran una especie de establecimientos de comida y bebidas al paso que tenían a pie de calle mostradores que funcionaban de barras.

Los bares también se relacionaron con las “tabernae vinarie” que vendían vinos y bebidas, eran espacios con un banco de piedra, con cinco o seis contenedores puestos frente a la carretera, contaban con una cocina y salas para el consumo en la parte posterior. Hacia el siglo XV fue cuando se empezó a consolidar la profesión de barman, que eran personas de los grupos elitistas en Francia, Inglaterra, Alemania e Irlanda. El trabajo del barman se consideraba una de las profesiones más pudientes de esa época porque dirigían bares públicos y posadas; No solo preparaban los tragos, sino que elaboraban el licor que servían.

Fue hasta el siglo XIX cuando todo esto comenzó a asentarse en América, para ser precisos, en EE.UU. Las primeras tabernas en este lado del mundo eran relativamente simples e invitaban a los visitantes a pasar una estadía corta pero agradable. En el comedor principal había un buffet largo o mesón que era usado por el propietario o algún miembro de su familia para servir tragos. Así comenzaron a existir las primeras tabernas y el congreso de los Estados Unidos aprobó el “Pioneer Inn and Tavern Law” en 1832, permitiendo que los hoteles y tabernas sirvan alcohol a los patriotas.

Desgraciadamente para la profesión y su ejercer, en 1919 Estados Unidos, bajo la presión del movimiento por la templanza (movimiento social contra el consumo de bebidas alcohólicas) y sus aliados políticos, ratificó la enmienda 18 en donde se prohibía la elaboración, el transporte y la venta de alcohol. Esto supuso una suspensión temporal a aquellos que querían desempeñarse como bartender. No obstante, su prohibición fortaleció aún más el estatus del barman. El hecho de que tenían que lidiar con sustancias ilegales hizo que su posición se volviera más oscura, misteriosa e impresionante. Además, infringir la ley implicó grandes ganancias. Cuando la mayoría de estados ratificó la enmienda 21 para anular la prohibición en 1933, los bartenders pudieron volver a trabajar sin problemas hasta la actualidad y así, evolucionar y extender los conocimientos, recetas, utensilios y demás factores en el basto mundo de la coctelería.

Ahora ya conoces el origen del barman. Esta profesión ha existido desde la antigüedad y hasta el día de hoy, sigue en auge creciendo e innovando con nuevos tragos y formas de preparación. También te compartimos todas las funciones y habilidades que se deben tener quienes ejercen esta increíble profesión. ¿Te animarías a ser un bartender y deleitar al público con tus deliciosas bebidas?.

A %d blogueros les gusta esto: