fbpx

¿Has oído hablar de este término? No, no se trata de un juego de video ni de una nueva técnica de arte marcial, sino de una tradición heredada de los irlandeses que ahora está de moda en los bares, te presentamos el “Boilermaker”.

Descifremos este trago que se ha vuelto tendencia en los últimos tiempos.

Una costumbre irlandesa

El Boilermaker es el arte de combinar el whisky y la cerveza. La práctica se remonta al menos a principios del siglo XVI, pero no fue hasta el siglo XIX cuando los trabajadores irlandeses, tras su jornada de trabajo, pusieron de moda esta costumbre. Un vaso de cerveza con un shot de whisky. La tradición se popularizó rápidamente en Estados Unidos y el Reino Unido, pero tuvo dificultades para imponerse en Francia. Actualmente, vuelve a estar presente en la escena de las barras.

boilermaker

Este nuevo “boom” se debe a las iniciativas innovadoras de varios productores. Sobre todo, gracias a Jameson, el número uno de los fabricantes de whisky irlandés. Desde hace algún tiempo, multiplica sus colaboraciones con cerveceros famosos para crear juntos el “Boilermaker” perfecto. Un ejemplo es su trabajo junto con Yann Geffriaud, un famoso cervecero parisino. Juntos crearon una cerveza, envejecida en barricas que habían sido de whisky, para ser disfrutada con una copa de Jameson.

Cervezas envejecidas en barriles de whisky

Hoy en día, cada vez más cervecerías como Britt, optan por envejecer sus cervezas en antiguas barricas de whisky. Es un regalo divino para los amantes de la cerveza que buscan nuevas sensaciones. Esta original maduración confiere a la bebida una rica y variada gama aromática. La madera, al igual que el líquido contenido previamente en las barricas, aporta a la cerveza aromas muy particulares, sobre todo notas tostadas y toques de miel y vainilla. El whisky domina en cuanto al aroma, mientras que el sabor del lúpulo es más pronunciado en el paladar. Generalmente más alcohólica, la cerveza envejecida en barriles de whisky es más densa y aromática que sus equivalentes tradicionales.

Photo: Eoin Holland

Pero esta combinación no siempre resulta sencilla. No es fácil para los cerveceros hacerse con barriles de whisky, además es más caro. Por otro lado, el trabajo también suele ser complicado a nivel técnico. El cervecero debe tener cuidado de que no entre oxígeno en los barriles, pues de lo contrario su cerveza se convertirá en vinagre.

Whisky envejecido en barriles de cerveza

Y sí, ¿por qué no hacer lo contrario? Y aquí, de nuevo, Jameson está en primera línea. Tras su experiencia positiva con Outland, la marca decidió envejecer su whisky en barricas utilizadas anteriormente para la cerveza artesanal Outland. En enero de 2020, la Jameson Caskmates Outland Brewery Edition salió por fin de las barricas y el resultado fue muy inesperado. Los equipos de Jameson descubrieron un whisky fragante, floral y amaderado. Combina perfectamente el sabor tradicional del whisky irlandés con las notas específicas del lúpulo de la cerveza. A partir de esta primera edición, la marca innovó una vez más y probó un envejecimiento en barricas de Irish Pale Ale.

boilermaker

Desde entonces, Jameson ha puesto en marcha una nueva asociación con Eight Degrees Brewing. Una cervecería de Cork con la que han establecido una colaboración similar a la de Outland. Las cervezas se envejecen en barriles de whisky y viceversa. La cervecería también ha lanzado una gama de cervezas que combinan perfectamente con su Jameson.

No dudes en hacerte un Boilermaker. Sólo tienes que ir por tu Jameson favorito y una cerveza Eight Degrees para un maridaje 100% irlandés.

Vierte el whisky en un vaso shot y llena un vaso con 3/4 de cerveza. Tienes dos opciones. La más divertida es poner el vaso de whisky directamente en el vaso de cerveza y beberlo así. O primero te tomas el shot de whisky y luego la cerveza.

Esta nota te podría interesar Cervezas que debes tener en casa

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: