fbpx

En CODEMAG sabemos que siempre es buen momento para tomar un descanso y relajarse de la contaminación acústica y ambiental que nos rodea, salir y dar un respiro a la naturaleza, es el hobbie de muchos. Aquí te dejamos 3 rutas cerca de la Ciudad de México para que disfrutes de la buena compañía que nos ofrece la naturaleza, toma nota.

A veces tenemos muchas ganas de encender nuestra motocicleta y elegir un destino para rodar, menos estrés y mayor bienestar emocional. No importa que sea una salida breve y a un destino no muy lejano, dejar atrás la rutina y el ritmo frenético de la vida en la ciudad, permite desconectar, dejar atrás las angustias y disfrutar del presente.

El corazón y el cerebro funcionan mejor en las personas que viajan, además de gozar de menos niveles de estrés y mejor autoestima. En suma, las personas que viajan son más felices.

¡Anímate a dar ese paseo que tanto necesitas!

Las Estacas, Morelos

A hora y media de la Ciudad de México se encuentra un parque natural llamado Las Estacas en el vecino estado de Morelos, es sin duda, uno de los lugares ecoturísticos más visitados por su frío río de aproximadamente 1 kilometro de longitud con aguas frescas y cristalinas en las cuales dan ganas de aventarse apenas te bajas de la moto. El parque tiene de todo, desde una escuela certificada para aprender a bucear, kayak, caballos, suites con jacuzzi privado, hotel para mascotas, campamento y la lista sigue, es un lugar relajante y rodeado de naturaleza para pasar un excelente fin de semana solo, en pareja o con amigos. Hoy en día es necesario hacer previa reservación ya que el parque solo opera al 25% de su capacidad. Las Estacas se encuentra en la carretera de Yautepec km 6, en Tlaltizapán, Morelos. Partiendo desde la Ciudad de México,  toma la autopista México-Cuernavaca hasta llegar a la desviación de Tepoztlán. Después continúa hasta llegar a Yautepec, verás los señalamientos que te llevan directo al parque.

Avándaro, Valle de Bravo

Prácticamente un lugar que tiene absolutamente de todo, a solo 2 horas y media de Ciudad de México, podrás disfrutar de los paisajes que ofrece el camino. Te recomendamos tomar la carretera federal 134D para gozar al máximo las montañas, es importante llevar buen abrigo y tener mucha precaución con los vehículos pesados que suelen circular por la zona de curvas pasando el Nevado de Toluca. Ve con tiempo y aprovecha para tomar un café o desayuno ligero en la zona de La Marquesa, si llegas a la hora de la comida, en Avándaro te recomendamos ampliamente visitar a nuestros amigos del restaurante Soul, un restaurante para los amantes de las máquinas, el 4×4, las hamburguesas y la familia, si eres fan del queso prueba la original de fondue, es todo un espectáculo y bastante delicioso. Aprovecha estos días invernales para disfrutar de los picos nevados que se pueden observar desde la carretera.

Huasca de Ocampo, Hidalgo

Aproximadamente a dos horas de la Ciudad de México se encuentra este mágico lugar de pasado minero, sus bosques de oyamel y los famosos Prismas Basálticos son una delicia para los ojos de quien admira la naturaleza, es un pueblo mágico con mucho encanto. Podrás aumentar tu experiencia conociendo las exhaciendas San Miguel Regla y Santa María Regla para disfrutar de su lago color turquesa, volar por los aires en una tirolesa, buscar una cuatrimoto para recorrer sus bosques y que no se te olvide probar uno de los tradicionales pastes, si no quieres fallar a la hora de la comida visita el restaurante Casa Colibrí. Te recomendamos aprovechar este mes de Febrero para visitar Huasca por la casi nula probabilidad de lluvia y clima más amigable con los motociclistas.

¿Te animas a rodar en alguno de estos mágicos lugares? Cuéntanos cómo te va.

A %d blogueros les gusta esto: