fbpx

Desde 2012, y con el posterior reconocimiento del parlamento escocés en mayo de 2014, el tercer sábado de mayo de cada año se celebra en todo el mundo el “World Whisky Day” para homenajear una bebida de reconocimiento internacional, pero que, a pesar de ello, no se había decretado un día especial en su honor. 

El “Día Mundial del Whisky” fue fundado en 2012 por Blair Bowman mientras estudiaba en la universidad de Edimburgo, Escocia. Bowman es un consultor de whisky muy solicitado, autor de la «Guía de Bolsillo del whisky», y organizador de experiencias de cata de whisky multisensoriales alrededor del mundo.

El nacimiento del whisky sigue siendo, todavía hoy, incierto. Sin embargo, los primeros escritos que datan de esta bebida sitúan su origen en Irlanda en 1405. La llegada de los alambiques por parte de un grupo de monjes procedentes de Oriente Medio fue lo que dio lugar a las primeras producciones de whisky. Se utilizaba para calentarse cuando las temperaturas eran bajas. También era usado por las personas como un “antídoto” cuando sufrían la pérdida de un ser querido y también en los funerales.

Con el transcurrir de los años, ya era empleado para otro fin como era el brindar y celebrar en momentos de alegría, tomando una copa de whisky con los familiares y amigos. Debido a esto, su fama se extendió por todo el mundo y ahora esta embriagante bebida deleita el paladar de muchos con su puro sabor y exquisito aroma. 

¿Qué es el Whisky?

El whisky es una bebida alcohólica, que al traducirla quiere decir «agua de vida». El producto final se obtiene de la fermentación de cereales como la cebada, el trigo, maíz, centeno a los cuales se le agrega malta y cerveza.

En los distintos países de los cinco continentes, se produce de forma diferente, teniendo en cuenta el tipo de agua utilizada para su elaboración, así como la forma de añejamiento. Por esa razón, se pueden encontrar una gran variedad de whiskies. En cuanto a la cantidad de alcohol que contiene, puede estar entre los 35 a 50 grados.

Elaboración del Whisky

El whisky es un producto elaborado y consumido a nivel global, que goza de gran prestigio y esto se debe a su calidad. Es fabricado llevando a cabo un proceso de crianza y envejecimiento en barricas de roble y esto permite que los olores que desprende la madera se mezclen con la bebida para darle ese sabor tan característico.

Añejamiento del Whisky

Otro aspecto que hay que tener presente durante el añejamiento es que al estar dentro de las barricas se produce una regulación del alcohol con el medio ambiente logrando que la bebida transpire, lo cual resulta ideal para alcanzar altos niveles de calidad del whisky almacenado en estos contenedores. Se sabe que mientras más tiempo pase el whisky en las barricas mejor será su cosecha. Por lo general, a la hora de almacenarlo en las botellas y etiquetarlos, siempre aparecerá la cantidad de años y esto, por supuesto, habla de su calidad.

Whisky, maridaje

Al momento de degustarlo, lo recomendable es hacerlo sólo, ya que cuando se mezcla con otras bebidas, cambia completamente su aroma y sabor. Por eso, para los paladares más exigentes, lo mejor es la cata del whisky tomando en cuenta su más alta pureza.

Te invitamos que aproveches la ocasión de celebrarlo en la comodidad de tu casa en la compañía de tu grupo familiar, degustando una exquisita copa de esta embriagante bebida.

Esta nota te podría interesar Supay, licor boliviano

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: