fbpx

En el mundo de las bebidas así como en la vida, también aplica el cómo y por qué de las cosas sin excepción, desde la razón de servir el vino en copa, o como servir un whisky on the rocks hasta un tequila sunrise, para que esta experiencia se complete entran en juego otros aspectos que nada tienen que ver con el añejamiento del alcohol o la marca del licor utilizado, sino el tipo de copa o vaso en el que se beben, la elección de la pieza de cristalería es sumamente importante ya que puedes apreciar algunas de las características de la bebida como el aroma, el cuerpo, entre otras.

Más allá de los gustos personales…

Los expertos del mundo del vino, la cerveza y otros líquidos etílicos coinciden en que para degustar correctamente una bebida se necesita un tipo de recipiente en especial. El material, la forma, el peso o el tamaño de la abertura pueden modificar la percepción de la bebida, favoreciendo o perjudicando la experiencia. Checa cuáles son los más adecuados para disfrutar tu drink favorito.

Copa para agua

Aunque no lo creas hay una copa especial para el agua. Es de gran tamaño y es la primera en colocarse en la mesa. Se emplea tanto para agua como para jugos naturales.

Copa para vino tinto

¡Esta es la que no puede faltar!. Es un tipo de copa más grande que la de los vinos blancos y sólo se llena de 2/5 a 3/5 de su capacidad. Su envergadura permite que se oxigene más el líquido y su abertura más ancha hace que se distingan mejor las sensaciones y aromas del vino.

Copa para vino blanco

Es más pequeña que para la de tinto y te contamos la razón. Una característica importante es la temperatura, al tratarse de una bebida que se sirve fría requiere menos cantidad, otra característica es la abertura que hace que el líquido se dirija a la zona de la lengua donde están las papilas detectoras de la acidez, muy característica de los vinos blancos.

Copa para champán

Si el champán contiene mucho carbónico, la copa indicada es la Pompadour. Si se está tomando muy frío, la copa Flauta es la ideal. Si lo que se quiere es disfrutar de su aroma, la Tulipa es la que debes utilizar. Y si se trata de un gran champán, los expertos recomiendan las copas de vino blanco.

Vaso para whisky

El Riedel es el vaso ideal para tomar un whisky on the rocks o un combinado con cola, soda o agua. Casi todos los vasos hechos para beber este destilado tienen una base más gruesa y circular.

Vaso huracán

Es muy original y tiene una gran capacidad para recibir tragos deliciosos como la piña colada y otros cócteles exóticos de múltiples colores. Normalmente se decoran con fruta fresca. Al ser un vaso alto queda perfecto para tragos estilo frozen.

Vaso shot

Vasos muy cortos, pero con la base muy resistente y gruesa. Se les conoce normalmente como caballito. Muy común a la hora de tomar tequila, mezcal o algún shot preparado como el ABC ( Amaretto, Baileys y Coñac).

Jarra para cerveza o vaso pinta

La jarra de cerveza es de base y asa gruesa, cuanto más fría esté, mucho mejor. Se debe dejar un poco de espuma en el borde cuando se sirve. Si se trata de un vaso de pinta, este suele fabricarse en dos tamaños, para pintas y medias pintas. Cuando se habla de una cebada, hay una gran variedad de vasos ya que hay para cervezas tipo weizen, IPA’s, pilsner, etc.

Copa para coñac o brandy

Es redonda para permitir mayor contacto entre la palma de la mano y la copa, así se mantiene caliente la bebida, es más estrecha en la boca para mantener el aroma de la bebida dentro de la copa. Se llenan solo hasta la mitad o menos.

Copa para coctel

Un tipo de copa corta, de cono invertido, tallo alto y espaciosa en su boca es la ideal para los cocteles. No debe ir con hielos ya que la bebida se sirve fría. Degustar un buen coctel como el clásico martini en una copa de múltiples usos y que se llena en su totalidad, pero no hasta los bordes.

Copa para licor, crema o aperitivo

Este tipo de copa puede tener una capacidad de hasta seis onzas. Es de tamaño medio y es útil para servir licores que se degustan solos, aperitivos o digestivos que se suelen tomar después de los alimentos.

Esperamos que esta breve selección de las piezas de cristalería más utilizadas te haya gustado, existen muchas otras como el vaso Collins o el vaso Pilsen. Recuerda que la mayoría de estas copas está fabricada en cristal porque no conservan olores ni sabores. Es importante que, si cuentas con este tipo de cristalería o piensas adquirirla, debes evitar el uso del lavavajillas o detergentes abrasivos porque las estropean. ¿En que tipo de copas o vasos has degustado tus bebidas favoritas?.

A %d blogueros les gusta esto: