fbpx

Una vez más se acercan las festividades de diciembre, inicia el Guadalupe Reyes (12 de diciembre – 6 de enero) y es aquí dónde solemos descuidar nuestra alimentación y empezar a ganar unos kilitos de más. Es por eso que queremos compartirte información valiosa para que sepas como evitar subir de peso, y lo más importante, seguir cuidando de tu salud.

“Y llegará el día en que mirarás atrás y dirás: valió la pena”

-Anónimo-

Generando conciencia

Es importante saber que cuidar lo que comes no solo va a afectar tu aspecto físico hasta el día que decidas empezar a cuidarte. Lamentablemente el asistir a una consulta con nutriólogo se hace con la idea de que solo es “bajar de peso” y “verse bien”, va mucho más allá de eso. El objetivo principal no es precisamente eso, “bajar grasa”, “aumentar músculo”, “verme bien”, “mejorar algún síntoma o signo clínico” (que la mayoría asiste ya por indicaciones del médico especialista), sino prepararte para iniciar un cambio real y duradero, para que lo antes mencionado (objetivos secundarios) se logren y además se mantengan. No solo te verás bien, te sentirás mejor y estarás previniendo enfermedades y enormes gastos a futuro.

Aprende a alimentarte: Muchos se cuestionarán el “por qué debo ir a que me enseñen a comer si eso ya lo hizo mi mamá cuando era un bebé”. Pues la realidad es que sabemos comer, pero no sabemos alimentarnos y nutrirnos, incluso hay gente que lo sabe, pero no le da la importancia que merece, y aquí es donde te invitamos a generar conciencia.

El alimento es información: Información que proviene de comida real, de calidad, lo que la naturaleza nos otorga, nos va a dar los nutrimentos necesarios para que nuestro cuerpo funcione de la manera correcta y empiece a sanar, pero si esa información proviene de alimentos con poca o nula densidad nutricional (comida chatarra o ultra procesada) de manera constante y en grandes cantidades vamos a empezar a enfermar. La velocidad con que los malos hábitos afectan la salud puede variar de manera individual, pero tarde o temprano el cuerpo cobrará la factura.

Una vez aclarados estos puntos, te darás cuenta que cuidarte en cualquier época del año, no es complicado. El hacerlo de una manera consciente hará que lo logres con el mínimo esfuerzo.

Consejos

  • Haz un análisis del avance que llevas hasta el momento: Si llevas semanas o meses desde que empezaste a cuidar tu salud, el hacer un análisis en retrospectiva te ayudará a no dejarte caer por ninguna festividad. Festejos siempre habrá a lo largo del año pero lo importante es que tu domines la situación y no ésta a ti. Anota en una hoja todo lo que has logrado hasta el día de hoy, ver tus logros obtenidos te ayudará a mantener la motivación para no dejarte vencer.
  • Tiene un mayor impacto lo que has trabajado de Año nuevo a Navidad, que en un par de semanas (Navidad – Año nuevo): Esto no quiere decir que te descarriles todo el mes, y menos si ya existen ciertas restricciones que debas respetar debido a una enfermedad como resistencia a la insulina o diabetes, pero puedes aplicar una comida libre para el 24 de diciembre y otra comida libre para el año nuevo. En el caso del recalentado, procura no repetir los platillos como harinas o postres. De acuerdo con tus porciones, recomendaciones y tipo de alimentos, podrás armar tu menú con las sobras de las cenas.
  • Antes y/o después de los festejos: Sigue tu plan de alimentación y de ejercicio de manera normal, sin restricciones. No intentes compensar los días de fiesta haciéndote restricciones excesivas, regresar a la normalidad es suficiente para recuperar lo que hayas perdido del avance. Los días que sepas que vas a incrementar las calorías que ingieres, procura hacer una rutina de ejercicios que incluya variedad de movimientos e intensidades, y los demás días sigue entrenando de manera cotidiana.
  • Bebidas: Procura elegir un solo tipo de bebida calórica, por ejemplo, alcohol o ponche, si quieres probar ambas intenta no pasar de una copa. Si eliges alcohol te recomiendo que sea una bebida que no incluya refrescos, jugos o jarabes en su preparación (como los cocteles). Puedes elegir entre whisky, tequila o una copa de vino.
  • Mantente activo: Durante el festejo procura no mantenerte mucho tiempo sentado, puedes platicar de pie o incluso bailar si te gusta.
  • Evita la ansiedad: Si dentro de los platillos, postres o botanas identificas algo que sabes perfectamente que si lo consumes te puede provocar ansiedad por seguir consumiéndolo, es mejor evitarlo.
  • Regla de los 5 segundos: Piensa en lo siguiente «¿cuánto tiempo me va a durar el gusto de comerme este alimento?, como cinco segundos y ¿cuánto tiempo llevo yo invirtiendo en mi calidad de vida, en cambiar mis hábitos?».
  • No dejes de acudir a tus consultas subsecuentes: Es muy importante saber que caer en un bache no significa que hayas perdido todo el avance. Mucha gente suele desmotivarse y abandonar, pero es aquí donde es muy importante regresar con tu nutriólogo para encontrar las mejores soluciones y así logres salir de ese bache siempre caminando hacia adelante.

Esperamos generen conciencia para que sigan motivados y sigan avanzando. Les deseamos una ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! y lo más importante disfruten con sus seres queridos estas fechas tan especiales.

“Si no puedes volar, entonces corre; si no puedes correr, entonces camina; si no puedes caminar, entonces arrástrate… pero hagas lo que hagas, sigue moviéndote hacia adelante”. 

Marthin Luther King

A %d blogueros les gusta esto: