fbpx

En el mundo de la alimentación y la nutrición existen muchas ideas equívocas sobre como perder grasa, pero también existen varios caminos para llegar al objetivo, dependiendo del estilo de vida y sus necesidades individuales, si se juntan varios factores los resultados pueden optimizarse. Por eso te compartimos tres factores clave para poder lograr los resultados que tanto deseas para una perdida de grasa efectiva.

Existen miles de métodos, suplementos, tratamientos, retos y coaches que, en su mayoría, venden humo, aprovechándose de la desesperación que tiene la gente por bajar esos “kilitos de más”, y lo peor es que ponen en riesgo la salud de las personas.

«No es el peso que pierdes, es la vida que ganas” 

-Verónica de Bourg

Déficit calórico y calidad de alimentos

La regla principal que siempre se ha manejado para la perdida de peso es el déficit calórico, es decir; comer menos de lo que gastas en las actividades y ejercicio del día a día. Si bajas la energía que consumes (calorías) el cuerpo se ve forzado a utilizar la energía que tiene almacenada en forma de tejido graso para poder seguir con las funciones del cuerpo y llevar a cabo la gran demanda de actividades.

Aunque esta teoría es cierta, importa más que si vas a iniciar con un cambio, empieces con calidad de alimentos (comida real) antes de contar calorías. Un correcto funcionamiento no solo dependerá de adquirir la energía necesaria, sino también de los nutrimentos que aportan los alimentos en comparación con los alimentos procesados que carecen de estos.

Existen dos grandes grupos, los que defienden que sólo un déficit servirá, y los que aseguran que puedes comer lo que quieras siempre y cuando sea sano. Aunque al inicio la segunda servirá más para ir educando al cuerpo a estabilizar las señales de hambre, saciedad y mejorar el ambiente hormonal, también es cierto que para optimizar resultados habrá que reducir la ingesta calórica más adelante.

Es importante que consultes con un profesional de la nutrición para que pueda realizar los cálculos necesarios de acuerdo a tus necesidades para que asegures un buen aporte de nutrimentos y así conseguir tus objetivos sin poner en riesgo tu salud.

Proteína

Los componentes principales del organismo son el agua y la proteína, la segunda participa en casi todos los procesos celulares. (Proteicos = importancia primordial). Te contamos cuales son las funciones importantes de la proteína sobre la pérdida de grasa:

  • Saciedad: Esto permite que se pueda mantener por más tiempo el déficit calórico.

  • Pérdida muscular: Existe un gran riesgo de pérdida muscular al entrar en déficit calórico, más si se prolonga demasiado (por eso es importante ir de la mano junto con un nutriólogo). Si añadimos un buen aporte de proteína esto se puede prevenir.
  • Termogénesis: Proceso de producción de calor.

¿Cuánta proteína es necesaria?

Como regla general se requiere de 1 a 2grs. de proteína por kilo de peso corporal. Siendo de 1.5 a 2grs. para quienes realizan ejercicio físico.

La recomendación siempre va a depender mucho de cada persona e ir haciendo ajustes cada consulta con tu nutriólogo, recuerda que no solo funciona como si fueran fórmulas.

Entrenamiento de fuerza

Existe la creencia falsa de que para perder grasa se requiere más tiempo de ejercicio aeróbico o cardiovascular, y disminuir o quitar por completo el entrenamiento de fuerza y esto es un grave error, entrenar fuerza es fundamental para prevenir la pérdida de masa muscular la cual se acentúa mezclando el ejercicio aeróbico con un déficit calórico prolongado.

No necesitas cargar mucho peso, empieza con tu propio cuerpo o cualquier cosa que puedas encontrar en casa, procura salir de tu zona de confort y avanzar añadiendo más repeticiones, carga, volumen e intensidad en tu entrenamiento. (Importante hacerlo junto con un especialista en el entrenamiento deportivo).

Otros factores a tomar en cuenta:

Aunque estos tres son factores principales para la pérdida de peso, es interesante conocer otros caminos que pueden optimizar los resultados y que podemos empezar a tomar en cuenta si llegamos a estancarnos en el camino.

  • Macronutrientes, que vienen de la mano junto con la calidad de alimento
  • Frecuencia de comidas
  • Horarios
  • Ayuno
  • Recargas y descansos en tu plan de alimentación.
  • Suplementación efectiva
  • Entrenamiento y movimiento
  • Microbiota
  • Exposición al frío

«Tu cuerpo es el resultado de tu estilo de vida, es decir, de cómo lo mueves, cómo lo cuidas y cómo lo alimentas«

Aliza Lifshitz


¿Estás listo para empezar un cambio con estos tips?.


Esta nota te podría interesar Alimentos seguros para un futuro saludable

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: