fbpx

Nadie en el mundo sabe que pasará en el futuro, lo único que se puede hacer es establecer posibles escenarios de dónde nos podremos encontrar. El futuro de un automóvil es algo incierto hoy en día, todo apunta a que el coche eléctrico, la conectividad y diversas tecnologías, sean la base para lograr un futuro prometedor.

Mercedes Benz ha decidido no quedarse atrás y creó una división denominada CASE (Connected Autonomus, Shared and Electric). Mercedes está intentando desde hace ya algún tiempo la unión de todos estos factores en un único auto, para tener una nueva perspectiva del futuro, ¿Te imaginas poder ver algo así no solo en autos sino en camiones, vehículos comerciales y otros?

Mercedes Benz define a CASE de manera interna como a un bote que permite explorar nuevos territorios. El fin de esta división es combinar las cuatro megatendencias, creando soluciones adecuadas para el cliente con base a ellas. CASE es como una organización independiente que actúa como una compañía separada que puede recurrir a lo clásico de Mercedes Benz para beneficiarse en la elaboración de sus proyectos.

Al caminar del tiempo, Mercedes Benz ha logrado lanzar autos híbridos para ofrecer una transición suave ya que la empresa alemana probablemente le apueste fuertemente a los eléctricos, aún sin saber cuándo llegará el auge de los mismos. Lo importante de todo esto es la inteligencia artificial. Si se llegan a tener sistemas que aprendan por sí mismos, la empresa alemana será un gigante empresarial en una “nueva” rama automotriz.

Con todo esto, nace EQ by Mercedes Benz. EQ, es una cartera de productos que engloba a todos los automóviles futuros con propulsión eléctrica por batería, así como sus productos y servicios correspondientes de la misma empresa y su gran división de ingeniería CASE.

La fascinación que genera esta gama de vehículos, se deriva de la nueva interpretación de la filosofía de diseño de Mercedes Benz, expresada como sensual, con estética vanguardista, moderna, independiente y fresca. Es difícil expresar sus formas, ya que el concepto EQ conjuga los genes de un SUV con el carácter dinámico de un coupé con un toque de “sensualidad agresiva”.

Comienza el 2021 y Mercedes Benz lo inicia con la presentación al público del EQC, el primer eléctrico de Mercedes Benz. Llegará a México en una versión, “EQC 400 4Matic, Sport” con un valor de adquisición aproximado de 2 millones de pesos (MXN) que incluye el kit estético de AMG, cubriendo grandes características, entrando a la competencia con Tesla Model X, Jaguar I-Peace y Audi E-Tron.

Algunas de las características y equipamiento son:

  • Bateria de 80 KW/hr, ofreciendo autonomía de hasta 430 Km
  • 2 motores AWD con potencia de 300 KW (408Hp) con torque de 564 lb-ft
  • 5 modos de manejo: confort, eco, max range, sport e individual
  • Tiempo de recarga en un WallBoz de 11 KW en 7.5 hrs o 45 minutos en uno de corriente directa
  • Aceleración de 0 a 100 Km/hr en 5 segundos con velocidad máxima limitada de 180 Km/hr
  • Acceso y arranque con llave inteligente
  • Techo panorámico
  • Head up Display
  • Cámaras de 360°
  • Navegación con realidad aumentada (primer Mercedes en ofrecerlo en México)
  • Sistema Pre Safe
  • Rines de 21”
  • Energizing Package (para ajustar temperatura, iluminación ambiental y música para relajar al conductor, con posibilidad de sincronizar con Smart watch para detectar ritmo cardiaco del conductor y actuar en consecuencia)

Este bello auto cubre todo aquello que CASE tenía en mente, pero sabemos que Mercedes Benz puede mejorar para superar algunos eléctricos ya existentes, más ahora que tiene bien establecido su ojo en la ruta y teniendo conocimiento de la ingeniería que hay detrás de esta gran empresa.

A %d blogueros les gusta esto: