fbpx

En el siglo XVI, un navegante holandés que comercializaba con vinos de Francia a Holanda, tiene la idea de separar el agua del vino mediante destilación y así poder transportar mayor cantidad. La idea de dicho holandés era que, una vez que llegara a su destino, diluir este vino quemado con agua; pero fue probado antes de diluirla y tal que el resultado obtenido que se decidió embotellarlo y comercializarlo bajo el nombre de «brandewijn»; con el tiempo y uso derivó a Brandy.

La palabra «Brandy» viene del holandés «brandewijn» que quiere decir «vino quemado».

«Confía en mi, tú eres un buen cantante.»

– Brandy

Jerez de la Frontera, España

La técnica de destilación, mediante la cual se consigue este licor, es la herencia enológica que los árabes llevaron a la península ibérica, y que empleaban fundamentalmente en perfumería y medicina. Siglos más tarde, cuando fueron expulsados de España, los cristianos ampliaron el uso y se empleó para elaborar brandy. 

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

En la aparición del brandy español intervino el azar, se comenta que un comprador holandés anuló su pedido, ¿Qué se podía hacer con aquella mercancía?, para salir del apuro, se introdujo en las barricas de vino de Jerez y estuvieron olvidados durante varios años. Transcurrió el tiempo, hasta que alguien comprobó que el contacto del licor con la madera había suavizado y aromatizado el alcohol. Así se descubrió el brandy español. 

Elaboración del Brandy

El primer paso es la vinificación. Una vez que se obtiene un vino de aproximadamente 12% de volumen alcohólico, este pasa por destilación en alambique discontinuo y posteriormente es añejado en envases de madera.

Estos envases deben cumplir dos requisitos: ser de roble americano (esta madera tiene la porosidad ideal) y estar bien envinadas. Para envinarlas es necesario fermentar mostos en ellas y tenerlas llenas de vino tres o cuatro años. La madera va a ceder lentamente al brandy y le dará diversas sustancias que influirán en su color, aroma y sabor.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Sistema solera y criadera

El sistema solera es, simplemente, un relleno de barriles más viejos a partir de otros más jóvenes del mismo estilo, de modo que el vino es motivo de una mezcla continua y, por tanto, siempre sale con el mismo sabor. El brandy resultante de cada cosecha se mezcla con las cosechas anteriores hasta alcanzar un producto de calidad constante.

Este método de crianza del brandy, utiliza varias filas de botas. La fila inferior de botas es conocida como solera (porque está cerca del «suelo» de la bodega) y contiene la mezcla de brandy más antigua. La fila inmediatamente superior es conocida como primera criadera, y por encima de ella se encuentran sucesivamente la segunda, tercera y cuarta criadera, y a menudo hay más.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

El Brandy destinado para embotellamiento se extrae de la solera. Sólo una pequeña porción del contenido de la bota es extraído (aproximadamente un tercio al año, tomado en dos sesiones), de manera que la estructura básica del brandy permanece intacta.

Este proceso se denomina “saca”. El brandy es homogeneizado en un tanque, posteriormente clarificado, filtrado y embotellado.

Mientras tanto, las botas de la solera son rellenadas con el brandy de la primera criadera, que a su vez es rellenada con el brandy más joven de la segunda criadera, y así sucesivamente hasta la fila superior, que es rellenada con el brandy más joven, desde otra fila de botas conocidas como “sobretablas”.

Este método de elaboración del brandy, ideal para asegurar un producto final de calidad uniforme.

Clases de Brandy según su añejamiento

Solera

Que es un brandy con un mínimo de 6 meses en bota, relativamente claro y ligero

Solera Reserva

Con una estancia mínima de 1año, es más oscuro y con mayor profundidad de aroma.

Solera Gran Reserva

Que es un producto de primera clase, con una estancia mínima de 3 años, en muchos casos alcanza entre 10 y 15 años o más, y presenta un licor de alta concentración de aromas y una complejidad gustativa con matices caoba, chocolate o café.

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de a

El mundo entero tiene mas o menos 3 copas de Brandy de retraso.

HUMPHEY BEGAST



Sólo queda preparar una tabla de carnes frías, escoger el solera de nuestro agrado y decir, ¡Salud!


Esta nota te podría interesar ¿Cómo conservar los licores?

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: