fbpx

Es importante cambiar hábitos y ganar salud con la pérdida de grasa para mejorar tu composición corporal. Empieza a crear tiempo, atrévete y deja las excusas atrás.

Un verdadero cambio requiere generar consciencia sobre el problema que te gustaría resolver, busca al profesional indicado (nutriólogo) para que te guíe en el proceso y crea un compromiso contigo mismo para llegar a la meta.

Consigue un “cambio de chip”. Deberás entender, aprender y aceptar que para conseguir resultados verdaderos y duraderos se necesita disciplina, paciencia, resistencia y tiempo. El único capaz de decidir sobre su estética o salud eres tu mismo, nadie más. 

“Una vez que tienes compromiso, es necesaria la disciplina y el trabajo duro para llegar hasta allí”. 

Haile Gebrselassie

Adhiérete a tu plan de alimentación y ejercicio

Para perder grasa, recuperar tu salud o ganar músculo se necesita de tiempo, paciencia para lograr los cambios deseados y disciplina, sobre todo cuando has perdido tiempo en recuperar tu salud y tu composición corporal, peor aún cuando has enfermado. El cambio real lo conseguirás con el tiempo, se trata de un pacto contigo mismo que durará toda la vida.

Un problema recurrente es la falta de adherencia con el plan de alimentación y ejercicio, no es sencillo llevarlo a cabo, pero tampoco es imposible. No te enfrasques en creencias limitantes sobre el sufrimiento que desencadena el empezar un cambio en tu estilo de vida, pasar hambre o no volver a comer algo que te gusta, esto te obstaculizaría y lo sentirás como una obligación antes que hacerlo como voluntad propia. Hazlo porque te gusta y deseas mejorar, se consciente de los resultados y beneficios que te aportará a tu calidad de vida.

Una vez que comprendas todo esto, deberás saber que siempre existe una forma para poder mejorar y lograr tus objetivos.

Busca un nutriólogo actualizado

Un nutriólogo que ame su profesión te asegurará una mejor atención en tu plan alimenticio, esta será adaptada a tus gustos y necesidades nutrimentales. Date la oportunidad de vivir una experiencia sana y saludable para tu mente y tu cuerpo.

El secreto es aprender y entender el arte de la nutrición, disfrutar el camino del trayecto y hacerlo de la manera más sencilla, sin estrés (deja de vivir haciendo dietas).

Esto se llama estilo de vida, donde hacer ejercicio, llevar una alimentación saludable y fortalecer tu mente se convertirán en un hábito más en donde existe la constancia por que lo disfrutas.

¿Cómo puedes facilitar el proceso del cambio?

Sea cuál sea tu objetivo, se necesita la inversión de tiempo en lograr tus objetivos y compromiso para crear adherencia al plan alimenticio y a las recomendaciones de tú nutriólogo, de esta manera vas a lograr los resultados deseados llevándolo a cabo de una manera sencilla.

Tips para iniciar un cambio en tu estilo de vida de la forma más sencilla

Alimentación

  1. No empieces cambiando toda tu alimentación de golpe.
  2. Si no tomas agua, ve añadiéndola poco a poco.
  3. Si hay alimentos que te cuesta trabajo quitar, ve disminuyendo la porción.
  4. Si estas acostumbrado a echarle azúcar a tus bebidas, empieza a disminuir las cantidades.
  5. Empieza añadiendo alimentos saludables y luego ve quitando los alimentos que no sean tan saludables.
  6. Utiliza buenos procesados que te ayuden con una transición para ir dejando lo que te hace daño.

Ejercicio

  1. No quieras empezar un programa de entrenamiento intenso porque lo vas a terminar abandonando si no estas acotumbrado.
  2. Empieza haciendo 10 minutos de ejercicio ligero, como caminar.
  3. Ve aumentando el tiempo poco a poco, así como el peso, repeticiones, intensidad, frecuencia de días a la semana; etc.
  4. Si no puedes en la mañana, hazlo en la tarde o en la noche y viceversa.
  5. Si no tienes dinero para un gym o comprar equipo, empieza con tu propio peso o usa cosas de tu casa.
  6. Empieza haciendo ejercicios fáciles, si no llegas hasta abajo en la sentadilla no te preocupes, llega a la mitad o usa una silla.

Escribe tus avances, ver los cambios de un día para otro te hará sentir que no has logrado nada, pero si comparas el día 1 con el día 30 te darás cuenta de todo lo que has alcanzado.

Las personas tienen la capacidad de lograr más las cosas cuando hacen estos cambios día tras día y lo van transformando en parte de su vida diaria. Esto lo hace fácil y sobre todo realista.

Si vas añadiendo estos cambios poco a poco verás que irán acoplándose a tu día habitual y no existirá más la excusa de “No tengo tiempo”.

Esta nota te podría interesar Construyendo un mundo más justo y saludable

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: