fbpx

La piel, el órgano más grande del cuerpo es el lienzo ideal para los tattoo artist, basta con inyectar el pigmento entre uno y dos milímetros de profundidad para empezar a dar vida a estas obras de arte. En la actualidad los tatuajes ya son de lo más común en la sociedad, incluso han rebasado las expectativas de popularidad, cada vez más gente, de todos los estratos sociales, de todas las profesiones y oficios, personajes públicos, y otros no tanto, han caído en la tentación de pigmentar su piel.

Hoy, es el turno de hablar del tatto japonés tradicional. Sabemos que el tatuaje se trata de una práctica milenaria tan antigua como la humanidad y algunos datos históricos, en el Período Yayoi (300 a.C.) en Japón se  hallaba gente con los brazos pigmentados, se cree que de la misma manera que en el Maori, estos tatuajes eran representación de una distinción jerárquica y hasta religiosa.

A partir del 250 d.C. aparece un segundo periodo en la historia de Japón, Kofun o La era de Hierro y se cree que los tatuajes comenzaron a ser utilizados para distinguir a aquellos de la sociedad que merecían un castigo, es decir los delincuentes.

Si escudriñamos un poco más, encontraremos otros periodos que tendrán relevancia en la historia del tatuaje tradicional, pero fue por el año 1600, que los tatuajes comenzaron a utilizarse de forma voluntaria, para ornamentar la piel, en algunos casos para tapar marcas de casta o de crímenes, pero en muchos otros casos por el simple gusto de plasmar arte en la piel o incluso grabar promesas de amor eterno.

El tatuaje es arte y no matemáticas”. 

Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor

Tatuaje Irezumi

Este estilo del tatuaje japonés tradicional del país del sol naciente, significa Insertar tinta, simple ¿no? Y además tiene todo el sentido del mundo, pues el tatuaje, en cualquier técnica, se logra a través de la inserción de pigmento en la piel.

Pero, ¿qué distingue a este estilo? En definitiva el arte japonés sobre la piel, es inconfundible, con un negro profundo en linea, sombreados delicados, la paleta de colores es muy limitada, pues originalmente solo se utilizaban el negro, rojo, blanco y verde, su iconografía va desde las serpientes, dragones, peces koi, guerreros, espadas, tigres hasta algunos elementos de la naturaleza como los árboles de sakura.

Doloroso y costoso

Por supuesto en la actualidad, existen muchos tatuadores alrededor del mundo que han adoptado el estilo tradicional japonés, y que lo hacen impresionante con máquinas de bobinas o rotativas, sin embargo, los auténticos tradicionales se llevaban a cabo, con una técnica más artesanal llamada Tebori, en donde únicamente se empleaba un cincel para tallar madera, a estos tatuadores se les llama Horishi.

Si viajas a Japón y eres fan de los tatuajes, no debes perderte la oportunidad de tatuarte con un horishi, sobre todo si es de linaje, un tatuaje de este tipo (obviamente depende de la pieza) puede llegar a costar unos $20,000 USD. ¿Lo pagarías?.

Dato curioso: Se distinguen por ser piezas grandes y por ello muchos quedan inconclusos, ya que pueden tratarse hasta de sesenta horas de trabajo o más.

Si viajas a Japón toma en cuenta esto

Si estás planeando viajar a Japón y de pasada invertir en un bello tatuaje tradicional, te dejamos los tres estudios más famosos de este estilo en la tierra del sol naciente:

Tokyo Three Tides

スワローアート «彫燕» Swallow Art Tattoo Tokyo «Horien»

Scratch Addiction tattoo studio



¿Estarías dispuesto a pagar varios miles de dólares y tolerar un poco de dolor con tal de obtener un auténtico tatuaje Tebori?


Esta nota te podría interesar Tatuajes Maories

No olvides visitarnos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: